Última actualización: 05.08.20

 

El senderismo debería ser considerado un deporte, pues todo lo necesario para hacer que el paseo sea rápido y sin tantas complicaciones cuenta como un equipamiento deportivo. Las polainas forman parte de esto y, aunque a veces son olvidados, siguen siendo importantes. Con estos 6 consejos sabrás exactamente qué buscar para obtener las mejores polainas para complementar tu travesía.

 

La próxima vez que vayas a la montaña y regreses a tu hogar con los zapatos completamente mojados y unos pies que parecen haberse sumergido en una piscina, recuerda la importancia de las polainas para tu próximo viaje. Estas pequeñas piezas de tela pueden parecer un accesorio cualquiera, incluso excéntrico para quienes prefieren la simplicidad, sin embargo, la gran protección y comodidad que ofrecen las polainas hacen que sean recomendadas para todos los que disfrutan del senderismo.

Las condiciones climáticas son impredecibles, las rutas que te encontrarás también, sin embargo, la mayoría de las veces las ganas de explorar siguen ahí y contra viento y lluvias muchos ascienden las montañas para recorrer nuevos caminos. Debido a que es incontrolable lo que te encontrarás, debes enfocarte en lo que sí puedes controlar: organizar el equipamiento que llevarás contigo para enfrentarte a todo.

Si te decidiste en adquirir unas polainas para protegerte, no busques cualquier par, pregúntate cuáles son las mejores polainas para ti y adquiere esas que se adapten a todas las actividades que desees realizar. Así, nada podrá frenarte a la hora de conocer, explorar y vivir una gran aventura en cualquier ambiente, sin importar el día o la hora.

Debes tener ciertas cosas en cuenta para comprar unas polainas y para asegurarte realizar la mejor elección. Presta atención a las siguientes cosas a la hora de hacer la comparativa.

 

1) La buena transpiración es clave

Hacer senderismo requiere de bastante esfuerzo, por lo tanto, sudar es algo inevitable que te pasará. Colocarse unas polainas cuenta como otra capa de ropa en tus pantorrillas, por lo tanto, adquirir un par que no tenga una buena transpiración puede hacer que sudes más rápido y que dicho sudor se acumule, haciéndote sentir incómodo.

Para evitar esto, una de las mejores alternativas en el mercado son las polainas que tengan un diseño con goma elástica superior, o las que son regulables, pues este tipo de polainas te dará una buena sujeción sin comprometer en ningún momento la transpiración correcta de tus pantorrillas. Para hacerlas más efectivas, las de tejido GoreTex son bastante eficientes, pues son resistentes al agua pero también dejan espacio para tener una ventilación adecuada.

 

 

2) Prepárate para todos los terrenos

Comprar polainas que puedan protegerte en todos los momentos es la mejor opción para ti, pues así te protegerás de la lluvia y de la nieve por igual. Las polainas que se ciñen en la parte superior de las pantorrillas son diseñadas para esto exactamente. Lo mejor es que suelen ser bastante ligeras y de diseños tradicionales que pueden combinarse con todo.

 

3)  Tu bota también es importante

Existen las polainas de diseño antiguo y las modernas. Las antiguas suelen tener alambres de sujeción a la suela del calzado, mientras que las modernas tienen cintas de goma o de cuero que, aunque proveen la misma sujeción, no dañan la bota con el roce.

Estas cintas proveen un mejor agarre en la bota, con una adaptación más adecuada para cuidar su suela y también los laterales. De esa manera, podrás ir protegido pero también cuidar la durabilidad de tu calzado.

 

4) Cuidado con los crampones

Tu seguridad debe ser siempre tu prioridad número 1, por lo tanto, si estarás caminando en montañas peligrosas o estarás haciendo alpinismo debes usar crampones para que tus pasos sean certeros. Sin embargo, utilizar unas polainas ligeras puede terminar dañándolas, debido a la dureza de los crampones. Estos pueden agujerear tu polaina y las cintas, dejándolas inutilizables.

Compra polainas fáciles de adaptar a tu calzado, sin importar si llevas los crampones en las suelas. El material más recomendable es la poliamida, pues le da un buen grosor a las polainas, con mayor robustez y durabilidad. Si no sabes cómo elegirlas o simplemente no quieres averiguar sobre materiales, entonces solo debes elegir un modelo que indique ser especial para el alpinismo, pues estos son fabricados pensando en el uso de los crampones. 

Estas polainas vienen en diferentes marcas y con distintos diseños. Recuerda que, si hay nieve y crampones, las polainas deben ser extra resistentes.

 

 

5) Elige tu talla

Debido al ajuste que ofrecen las cintas de las polainas, estas, usualmente, vienen en talla única para que todos puedan utilizarlas. No obstante, buscando dar una mejor adaptación a la forma de la pantorrilla de cada persona, muchos fabricantes están empezando a incorporar tallas diferentes, por lo que será necesario elegir la tuya.

Es recomendable que te las pruebas antes de comprarlas, para evitar que no sean de tu talla o que, a pesar de ser para ti, no se adapten bien al tamaño del calzado si, por ejemplo, este es muy grande.

Además de eso, las polainas no van donde tú lo desees. Existe una para cada pie y su adaptación es distinta. Usa la izquierda con tu pie izquierdo y haz lo mismo con tu pie derecho.

 

6) Utiliza la altura adecuada

La altura de las polainas cambia, por lo tanto, dependiendo de la actividad que vayas a realizar, una puede ser más adecuada que la otra. Las polainas altas son aquellas diseñadas para andar en cualquier terreno, sin embargo, pueden ser algo incómodas, al contrario de sus contrapartes más cortas.

Las polainas a media pantorrilla son cómodas y fáciles de usar, no obstante, son recomendadas para usar en nieve y no en otros lugares, pues el barro, por ejemplo, igual puede manchar tu pantalón.

Las polainas más cortas con una cobertura frontal más larga se llaman fast-hiking y, como indica su nombre, son fabricadas para paseos cortos y rápidos, pero pueden usarse en cualquier época. Te protegerán de la nieve, pero también de la arena de la playa y de pequeñas piedras, si así lo deseas.

Recuerda que para pasar un buen rato no solo basta con proteger tus pantorrillas, pues ir bien preparado y con un atuendo adecuado puede hacer que la experiencia sea mucho más llevadera, segura y fácil de realizar. Combina tus polainas con buen calzado, una chaqueta adecuada y prepárate para la aventura.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments