Última actualización: 18.07.19

 

Con la llegada del verano son muchas las posibilidades gastronómicas que se abren y algunas de ellas son los platos a la barbacoa. Aunque la idea común es que al grill solo se preparan comidas grasosas y calóricas, no siempre tiene que ser así. Por ello, es importante conocer algunas formas saludables de cocinar a la barbacoa, así como opciones de postres y bebidas. 

Comer es uno de los grandes placeres de la vida, pero hacerlo de forma saludable con una ingesta equilibrada y sana es uno de los grandes retos que se presentan. Con la llegada del verano, se abre la temporada de las barbacoas y de las comidas llenas de grasa. Sin embargo, no siempre tiene que ser de este modo. Al grill se pueden preparar deliciosos platos saludables para disfrutar de un verano libre de culpa y con mucho sabor.

 

Los ingredientes 

Para hacer platos sanos a la barbacoa se necesita que los ingredientes que se usen sean ricos en proteínas y fibra, pero al mismo tiempo bajos en grasa. Al pensar en una barbacoa es posible que a muchos se les pase por la mente las parrillas de carne. Aunque pueden incluirse, para que el plato sea más saludable se pueden agregar otros ingredientes que aportarán sabor y la harán una comida mucho más saludable.

 

Carnes blancas y rojas 

No siempre las carnes rojas son saturadas. Si se buscan opciones saludables, es posible optar por algunos cortes reducidos en grasa. Sin embargo, las carnes blancas como aves y pescados resultan una mejor alternativa cuando se trata de comer sano. 

En la barbacoa pueden ponerse a cocinar desde pechugas de pavo o pollo, hasta algunos pescados, ya sean grasos o magros, siendo esta una alternativa menos dañina e igual de deliciosa que puede disfrutarse al grill. 

 

Adiós a los embutidos

Asimismo, para evitar que la barbacoa contenga grasas saturadas y sea poco saludable, es necesario dejar a un lado los embutidos. Esto quiere decir que se deben olvidar las hamburguesas ya preparadas, carnes procesadas, salchichas y cualquier otro elemento de charcutería que perjudique la salud. Aunque pueden resultar deliciosos, el problema con los embutidos es que están cargados de sodio y de aditivos que poco o nada ofrecen a la salud y al organismo. De modo que, al evitarlos, lejos de hacer daño, se está haciendo un bien al cuerpo.

 

 

Bienvenido el pescado

De acuerdo a los gustos y al tipo de barbacoa que tengas, es posible optar por pescados enteros que se cocinan en cuestión de minutos. De igual modo, también es posible poner a la parrilla diferentes cortes y tipos de pescados. Si por otro lado, se busca una opción más delicada, se puede optar a una preparación en brocheta, junto con otros ingredientes como verduras o vegetales. 

Para las brochetas, se pueden incluir incluso diferentes tipos de carnes como ternera magra, pechuga de pollo o de pavo. Todas estas con un bajo contenido calórico. En este sentido, es importante que se cuente con un elemento para cocinar de alta gama y, si no se tiene una de estas alternativas de parrillera, se podría acceder a una buscando entre las mejores barbacoas del 2019.

 

Hay mucho más que carnes 

Aunque el referente directo de una barbacoa es la carne, también es posible hacer un plato que contenga, además de la proteína animal, un contenido vegetal o de frutas. Hay muchos que optan por barbacoas vegetarianas. Tanto vegetales como verduras se pueden colocar sobre la parrilla, ya que aportan mayor fibra y contenido saludable a los platos.

Si se busca un sabor concentrado y jugoso de las verduras y vegetales, no se debe dudar en ponerlas directamente sobre la parrilla de la barbacoa. Los sabores de vegetales como cebolla, calabacín y pimientos, así como los tubérculos desde remolacha, patatas y batatas son algunos de los que sueltan un mejor sabor al ser pasadas por el grill.

Las opciones en cuanto a las barbacoas vegetarianas son infinitas. Se pueden cocinar las hortalizas con papel parafinado o para hornear. Otra forma es haciendo brochetas y agregar hongos como champiñones o nabos y aderezar con aceite de oliva, vinagre balsámico y un poco de sal y pimienta. 

De igual forma, en una barbacoa también es posible hacer entradas con hortalizas haciendo un guacamole o hummus, así como ensaladas que pueden servir para completar un plato principal. 

Cuando se trata de comer saludable, se pueden buscar muchas opciones que sean ricas en vitaminas, proteínas, minerales y bajas en grasas saturadas. En este sentido, es posible agregar algunos ingredientes como cereales y legumbres. 

El gran problema a la hora de cocinar suelen ser las limitaciones mentales y la vieja concepción de que para comer completo es necesario que haya algún tipo de carne en el plato. Si bien es cierto que la proteína es necesaria, también las opciones vegetarianas son una rica alternativa para sustituir las comunes carnes con aminoácidos de cereales, legumbres y vegetales proteicos, siendo posible hacer una hamburguesa vegetariana. 

En la parrilla se pueden colocar croquetas para hamburguesa elaboradas a base de arroz integral, lentejas, quínoa, entre otras opciones como alubias negras o soja, sin tener que utilizar carnes.

 

 

Los postres

Comer de forma saludable es forma de vida y, si se busca hacer un cambio profundo, se debe ir más allá de las comidas principales y hacer también cambios drásticos en los postres. Para esto, se deben dejar de lado las opciones que suponen azúcar añadida. Por el contrario, se puede optar por helados naturales, hechos en casa y sin azúcar.

Además, las ensaladas de frutas son también una opción. En este caso, selecciona frutas frescas de temporada y puedes completar con bombones de almendras o frutos secos, así como dátiles y otros postres sanos.

 

¿Y para beber?

Son muchas las personas que acostumbran a tomar bebidas alcohólicas para acompañar las barbacoas. Sin embargo, si se quiere ir por el sendero de lo saludable, es oportuno que se reduzca su consumo. En contraposición, las bebidas sin azúcar o el agua con gas son opciones que se pueden consumir y que no resultan dañinas. Para hacerlas más apetecibles, se pueden añadir hierbas o frutas.