Última actualización: 19.02.20

 

El plástico es un material que está presente en muchos productos de consumo para preservar los alimentos, pero con el crecimiento de la población ha provocado que la demanda supere la oferta, lo que trae como consecuencia polución por plástico. Por ello, las botellas de agua comestibles y biodegradables son una alternativa para reducir el impacto del plástico en el medio ambiente.

 

¿Cómo afecta el plástico al medio ambiente?

Más 500 billones bolsas y 100 millones de toneladas de botellas de plástico se producen anualmente en todo el mundo para ayudarnos a mantener las bebidas y los alimentos frescos, pero al no reciclarlos correctamente trae consigo la contaminación ambiental a nivel mundial, la cual supera el 10% en solo plástico. Esto es que debido a que tarda más de 150 años en descomponerse que, además, afecta el aire por las toxinas cuando se produce y en el agua a la fauna marina.

 

¿Qué es una botella de agua comestible y biodegradable?

Para ayudar a reducir el impacto ambiental, se han tomado muchas medidas para crear un elemento que sustituya al plástico, pero que este sea biodegradable. Es decir, que este se pueda descomponer con mucha más facilidad. Por ello, en los últimos años se han creado prototipos de botellas de agua (puedes encontrar aquí algunas opciones de compra) que sean biodegradables, desde algas rojas como ingrediente base hasta la idea más reciente que es usar alginato de sodio.

Sin embargo, la diferencia entre ambas opciones es que las botellas que se elaboran con algas rojas se desintegran, pero no se pueden comer y las que tienen alginato de sodio sí.

Por ello, este es un gran salto que daremos en los próximos años si los grandes productores deciden sustituir el plástico para que evitar seguir dañando al medio ambiente, ya que el planeta se está degradando poco a poco.

De hecho, en los últimos diez años el consumo de plástico ha crecido de una forma considerable, lo que lleva a que esto sea un tema de interés mundial, ya que si no se toman las medidas correctas, según los cálculos el 2020 habrá una producción de plástico de un 900% en comparación con 1987. 

Siendo China uno de los principales productores de plásticos en el mundo con un 29% y Europa con un 19%. Por ello, se recomienda que se coloque en los envases correspondientes los desechos para que estos se puedan reciclar.

Por otra parte, si las industrias que se encargan de elaborar los envases de plástico pusieran métodos biodegradables en producción masiva para proporcionar diferentes tipos de bebidas, se reduciría drásticamente el impacto que tiene este en nuestro planeta. Por ello, si tienes amigos a los que puedas hacerle una demostración y se propague más rápido la información, estaríamos contribuyendo de forma directa a evitar que nuestro preciado planeta sufra más.

¿Las botellas de agua comestibles son tóxicas?

En el caso de las botellas biodegradables comestibles elaboradas con alginato de sodio y lactato de calcio, no. Esto es debido a que este es un compuesto procedente de las algas marrones y, al ser tratado correctamente, es inoloro, sin sabor alguno y lo más importante es que no es tóxico. Por lo tanto, se puede utilizar para hacer las botellas de agua comestibles biodegradables de los que muchos hablan.

 

¿Cómo hacer botellas de agua comestibles?

Para que puedas hacer una botella de agua comestible y biodegradable con materiales baratos para que des el primer paso para cuidar el medio ambiente y el planeta.

Ahora, lo que necesitarás para comenzar a preparar tu botella de agua comestible y biodegradable es lo siguiente:

 

1 gr de alginato de sodio

5 gramos de lactato de calcio

1 taza medidora

Batidor de mano o eléctrico

Agua potable

Varios envases de plástico

 

Primero, agrega 1 taza de agua potable en un envase grande añadiendo el gramo de alginato de sodio y usa el batidor para mezclarlos. El resultado deberá quedar homogéneo, ya que se necesita bien revuelto para evitar grumos que puedan afectar los demás pasos, por lo que deberás batir muy bien hasta que veas que la mezcla esté completamente lisa.

Paso siguiente, usa otro envase de plástico grande para añadir 4 tazas de agua, los 5 gramos de lactato de calcio y nuevamente el batidor para mezclarlos.

Ahora, lo siguiente que deberás hacer es coger una cuchara, llenarla con la primera mezcla de alginato de sodio e introducirla en el envase que tiene el lactato de sodio, pero tienes que hacerlo con mucho cuidado y de forma horizontal para que la combinación de ambos químicos pueda hacer efecto y se produzca el efecto burbuja.

Como paso final, remueve con suavidad y espera de 3 a 5 minutos para que uses una cuchara y pases una a una las burbujas de agua hacia un recipiente con agua potable para remover los restos de lactato de sodio.

Por otro lado, hay que destacar que el sabor que tendrá el agua en el recipiente esférico transparente es un poco inusual, pero no tienes de que preocuparte, ya que no es tóxico. Además, puedes hacer esto mismo, pero sustituyendo el agua del primer envase con pulpa o jugo de frutas para que tenga un sabor más agradable o usar colorante de pastelería para agregar los colores que desees.

Recomendaciones generales

Estas botellas de agua biodegradables y comestibles son ideales para usarlas en maratones, fiestas infantiles y hasta cuando salgas de paseo con tu familia, ya que se pueden usar con mucha facilidad y cada porción quita la sed, lo que evitará la deshidratación.

Adicionalmente, al poner en práctica esta fórmula química con frecuencia, ayudarás a reducir el consumo de botellas de plástico, lo que tendrá un efecto positivo en el medio ambiente.

Además, hay que considerar que el aspecto y el tacto que tienen a todos no podría agradarle, por lo que se recomienda que antes de darle una porción a una persona, le expliques que es agua 100% potable.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...