Última actualización: 05.08.20

 

Hacer viajes familiares puede sobrepasar el límite de la tarjeta de crédito, pero hay opciones baratas que permitirán a la familia reforzar los lazos como ir al campo o la playa para hacer un camping de varios días. Sin embargo, necesitarás hacerte del equipo necesario para que disfruten cada momento y aquí te explicamos de qué se trata.

 

Si eres un entusiasta de las escapadas al aire libre o acostumbras realizar varios campamentos al año, esta información será como un refuerzo de tus conocimientos. Pero, si nunca lo has hecho, y quieres buscar una alternativa enriquecedora para las vacaciones familiares, presta atención a todos los datos que te vamos a suministrar a continuación.

En un principio debemos destacar los beneficios de acampar en familia como el hecho de promover valores ecológicos y conservacionistas en los más pequeños, ya que al tener contacto directo con la naturaleza aprenderán mucho sobre la importancia de cuidar el ambiente, respetar a los animales y evitar la contaminación del agua, suelo y aire.

Por otro lado, se fomentan actividades en equipo para obtener beneficios comunes como recolectar la leña, hacer una fogata, montar las tiendas de campaña, entre otros, lo que también permitirá a cada miembro de la familia identificar sus fortalezas y aportes para el disfrute de todos. Pero, para que esto sea posible se deben hacer las elecciones adecuadas con respecto al lugar para acampar así como el equipo necesario para la estadía.

 

El lugar correcto

Si hay varios niños en la familia es importante elegir una parcela grande y con suficiente sombra durante el día en la que el contacto con la naturaleza esté siempre disponible, pero que también tenga servicios básicos como agua potable y electricidad, preferiblemente con zonas de duchas y sanitarios. 

De igual forma, será conveniente que ofrezca un lugar de resguardo en caso de que empiece a llover y la tienda de campaña no proteja lo suficiente. También será muy útil que tenga cerca playas, piscinas o ríos a los que se puedan hacer paseos divertidos y tomar baños.

El equipo necesario

Al momento de planificar un campamento familiar hay ciertos elementos que no pueden faltar, como la tienda de campaña, y para su elección se debe tomar en cuenta la cantidad de personas que irán de camping.

En el mercado conseguimos tiendas de campaña familiares para 4 o 5 personas y otras de mayor tamaño que pueden resguardar hasta 10 y 12 personas con total comodidad. Para ello, los modelos tipo túnel son los más populares actualmente, pues su estructura puede dividirse en habitaciones o en una sola estancia amplia y confortable, ofreciendo un alto grado de impermeabilidad y una buena ventilación.

En este sentido, muchas marcas especializadas en trekkings y equipos de camping tienen en su catálogo las mejores tiendas de campaña del 2020, siendo muy útil hacer una revisión online de los diferentes modelos, sus características y comparar sus valoraciones para elegir la mejor para tu campamento familiar haciendo una compra online para ahorrar tiempo y dinero. 

Además, adquirir una tienda de campaña familiar será una inversión a largo plazo, ya que este es un producto resistente y duradero, por lo que podrás utilizarlo cada vez que quieras ir de campamento con toda la familia. 

 

Confort e insumos

Una vez que elijas la mejor tienda de campaña es necesario hacerte con otros elementos como aisladores térmicos para el suelo, colchones hinchables o sacos de dormir, almohadas y sábanas. Estos objetos mantendrán la comodidad de toda la familia a la hora de descansar.

Por otro lado, será muy útil contar con un ventilador recargable, lámparas de camping y algunas baterías externas para su alimentación. Si son muchos los días de campamento te conviene llevar un generador eléctrico, en caso de no estar en una parcela que suministre los servicios básicos necesarios.

En cuanto a la comida, existen algunas cocinas portátiles que vienen con una bombona pequeña de gas, que resultan seguras de usar al aire libre para preparar los alimentos de toda la familia.

En el mismo sentido, los mejores insumos para comer durante el campamento son los enlatados, pasta, arroz, cereales y otros alimentos fáciles de preparar, sin olvidarse de las frutas y el agua potable. Por supuesto, se debe llevar aceite y sal, así como cerillos, una sartén o cacerola multiusos.

Adicionalmente, no pueden faltar cubiertos y vajillas, preferiblemente ecológicas y reutilizables como las hechas de bambú, por lo que no será necesario comprar platos desechables. 

Y para que los insumos perecederos duren más tiempo es apropiado tener una nevera portátil con la capacidad suficiente para los alimentos a guardar y los días que se estará de campamento.

Herramientas y protección

Muchos campistas reconocen la importancia de tener una navaja multiusos de excelente calidad porque con ella se puede cortar alimentos, abrir latas, usar el destornillador y las tijeras en diferentes actividades. 

Por su parte, una mesa y sillas plegables son adecuadas para cocinar y comer cómodamente, así como realizar juegos de mesa con la familia para pasar el tiempo. 

Y como en cualquier viaje familiar, en un campamento no puede faltar un botiquín de primeros auxilios que contenga tiritas, gasas, agua oxigenada, gel de calamina, algún antipirético para los niños y analgésicos para los adultos. 

Además, el cuidado personal debe asegurarse con el uso de protector solar, preferiblemente de FPS 50, así como un repelente para alejar los mosquitos durante el campamento.

En el mismo sentido, la ropa y el calzado deben ser cómodos, los tejidos transpirables e impermeables, diseñados para actividades al aire libre. Por otro lado, las gorras y gafas de sol darán una protección adicional contra los rayos solares.  

No podemos olvidar mencionar los productos de higiene personal como jabón y champú, siendo recomendable elegir productos neutros y naturales, así como papel higiénico y toallitas húmedas para el momento de ir al sanitario.

 

Otros complementos

De este viaje familiar se deben capturar la mayor cantidad de momentos divertidos para la posteridad, por lo que se debe llevar la cámara fotográfica con sus respectivas baterías de recambio. Aunque el propósito no es ir de compras, también es necesario llevar dinero en efectivo, tarjetas de banco y un kit de herramientas para el coche, para estar preparados ante cualquier imprevisto. 

Por último, te sugerimos tomar un par de horas para planificar algunas actividades de ocio, agregar en el equipaje un par de libros, cuadernos de actividades para los niños, juegos de mesa y una caja de colores para que los pequeños tengan algo que hacer cuando estén aburridos. Aunque creemos que estando en contacto con la naturaleza les quedará poco tiempo para ello, pero es mejor estar preparados.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments