Última actualización: 16.10.19

 

Conocer el tipo de colchón hinchable que vamos a adquirir es un aspecto fundamental para el éxito de la compra, ya que muchas veces sólo nos basamos en lo agradable de su estética, práctico almacenamiento y transporte. Sin embargo, es importante tener en consideración las fortalezas y debilidades del producto.

 

Al decidir colocar en uso un colchón hinchable será necesario que tomes en consideración algunos consejos prácticos, que te ayuden a aprovechar al máximo los beneficios del producto. Por ejemplo, los colchones hinchables no son superficies de descanso para un uso cotidiano, pues pesar de la gran popularidad obtenida por los colchones hinchables en los últimos años, los expertos de la salud del sueño recomiendan que este tipo de superficies de descanso sean usadas de forma ocasional, es decir, para ir a la piscina, de campamento o como colchón auxiliar en caso de que las visitas pasen la noche en casa. 

Y es que según estudios realizados en laboratorio, los colchones hinchables no son capaces de proporcionarle al cuerpo un adecuado nivel de estabilidad. Así, al tumbarnos sobre él, la columna no consigue adoptar su curvatura natural para un correcto descanso.

Por su parte, la calidad del material de fabricación influye directamente en la estabilidad obtenida. Por ello, debes verificar  que el polímero empleado para la confección sea de alta gama y medianamente robusto, ya que si este es muy delgado comenzará a estirarse con el constante uso. De esta manera, sentirás un ligero hundimiento en la superficie, que terminará restándole confort a tu descanso.

Finalmente, hinchar el colchón al tope puede acarrear consecuencias. Deberás ser cuidadoso durante el proceso de llenado de la superficie de descanso, puesto que si lo hinchas al máximo, podrías generar un alto nivel de dureza. Con respecto a esto, es importante que sepas que una superficie rígida no le conviene a tu cuerpo, ya que no conseguirás un soporte homogéneo y por ende, se generarán puntos de tensión.

 

Lo bueno y lo malo de adquirir un colchón hinchable

Todo producto posee aspectos tanto positivos como negativos con respecto a su diseño, fabricación y funcionamiento. Los colchones hinchables no son la excepción. Por ello, antes de concretar la compra de algún modelo en específico, necesitarás saber lo bueno y lo malo de adquirirlo.

 

 

Lo bueno

Los colchones hinchables se caracterizan por ser de fácil almacenamiento, ya que una vez que los has vaciado se pueden plegar fácilmente. En este sentido, no sólo ocuparán poco espacio, sino que también podrás llevarlos contigo al salir a la piscina, de campamento o a cualquier otro lugar.

Además, su formato se adapta a las medidas de los colchones de muelle o viscoelásticos, por lo que no tendrás inconvenientes con respecto a la compatibilidad con la cama. 

No podemos dejar de mencionar su método de llenado y deshinchado, que suele ser bastante rápido, así como también el hecho de poseer un alto nivel de carga, que muchas veces alcanza los 300 kilogramos. Esto se debe a la utilización de materiales sintéticos de alta gama, que suelen ser certificados, tratados hipoalergénicamente y respetuosos del medio ambiente.

 

Lo malo

Un aspecto poco favorecedor en los colchones hinchables es el tema de las fugas de aire, que se presentan de manera repentina por múltiples causas como deterioro en las válvulas o aislamiento en el área de cierre de las mismas. Igualmente, están los tan comunes pinchazos debido a la falta de cuidado o algún accidente.

 

Clasificación de los colchones hinchables según el tipo de llenado

Los colchones hinchables son superficies de descanso que requieren de un volumen específico de aire en su interior para ser utilizados. Si bien todos los modelos de este tipo incorporan una válvula de entrada para la conexión de la respectiva bomba, también es cierto que el mecanismo de funcionamiento de dicho inflador puede variar. Se trata de un aspecto de gran importancia, que podría influir significativamente en el tiempo y practicidad al montar el colchón. Por ello, debes mantenerte atento al seleccionar el producto y hacer hincapié en su clasificación según el tipo de llenado.

 

 

Colchones hinchables con bomba manual

La bomba manual es un método de hinchado seguro y a bajo coste. Se trata de un equipo compacto, ligero, que puedes llevar perfectamente en la mochila al salir de campamento o colocarlo en el armario sin que reste mucho espacio. Además, su funcionamiento intuitivo te permitirá llenar el colchón en un máximo de 10 minutos. Lo mejor de todo, es que existen muchos modelos en el mercado y puedes adquirir uno a partir de cinco euros.

 

Colchones hinchables con bomba externa

Los colchones con bomba externa han adquirido gran popularidad en el mercado, ya que minimizan el tiempo de llenado y el esfuerzo realizado por el usuario para manipular el equipo al bombear el aire. Así, sólo tienes que liberar la tapa de la válvula de llenado y conectar en ella la boquilla del inflador. Después, presionas el botón de encendido del equipo para que comience a liberar el aire dentro del colchón.

Claro está, por tratarse de un aparato eléctrico, tendrás que haber previamente enchufado su cable de alimentación a la fuente de poder más cercana. De esta manera, conseguirás un hinchado automático, rápido y sencillo. Sin embargo, este tipo de llenado tiene como contra el nivel de ruido generado tanto al estar en marcha la bomba como al liberar la válvula de salida para deshinchar el colchón.

 

Colchones hinchables con bomba eléctrica a control remoto

Las superficies de descanso con bomba eléctrica a control remoto son productos mucho más sofisticados, pensados para brindar una mejor experiencia de uso a las personas. De hecho, estos modelos han sido considerados como los mejores colchones hinchables del 2019. Se trata de un pequeño y ergonómico inflador de tipo eléctrico, que se encuentra estratégicamente en uno de los laterales del colchón. Con este dispositivo podrás ajustar de forma automática y silenciosa la suavidad o dureza de la superficie de descanso, según tus necesidades. Es importante destacar que al momento de vaciar el colchón necesitarás hacerlo manualmente, ya que el equipo no tiene capacidad para llevar a cabo la completa eliminación del aire.

 

Última actualización: 16.10.19

 

Llegan las vacaciones y con ellas la oleada de calor, por lo que salir de campamento es la mejor opción para apagar los equipos de refrigeración por unos días, disminuyendo las emisiones contaminantes que afectan al ambiente. Pero recuerda, esta actividad requiere un equipamiento específico para que puedas sobrevivir lejos de tu zona de confort.

 

Salir de campamento es una práctica que se acostumbra en cualquier parte del mundo, siendo bastante recomendada para liberarnos del estrés, respirar aire fresco y estar en contacto con la naturaleza. Igualmente, es una buena forma para compartir en familia o con nuestro grupo de amigos. En España, por ejemplo, es una actividad de gran popularidad durante la temporada de verano, ya que de esta manera las personas se escapan de la oleada de calor por al menos un fin de semana. No obstante, antes de iniciar el viaje necesitarás buscar información acerca de cuáles son las áreas verdes de tu ciudad de origen con permisos para ser exploradas. Recuerda, que hay zonas propensas a derrumbes o con flora y fauna en preservación, que están resguardadas por los entes gubernamentales.

Es importante que no tomemos esta práctica a la ligera. Debes tener siempre presente que estarás a la intemperie, completamente alejado de tu área de confort. De ahí la importancia de tomar ciertas previsiones con respecto a los artículos de refugio, descanso, alimentación y orientación, que necesitarás incorporar a tu mochila para sobrevivir.

Al momento de salir de campamento necesitaremos una serie de accesorios específicos, que nos permitan estar resguardados y cómodos durante las horas de la noche. Por ello, es importante que evaluemos el equipo que vamos a utilizar, seleccionando los modelos que mayores beneficios nos aporten.

 

Tienda de campaña

La tienda de campaña es un equipo que no puede faltar, ya que es el lugar en el que te refugiarás durante tu estadía a campo abierto. Los diseños suelen ser variados, ofreciendo características de fabricación distintivas.

Dos modelos que llaman la atención de los usuarios son Semoo Tienda de Campaña Familiar y Coleman Coastline Plus. El primero de ellos es una tienda iglú de tres capas, cuyo interior es espacioso y su peso de 3,3 kilogramos es bastante ligero de manipular. Para su fabricación se empleó tejido de poliéster y poliuretano, que le aportan a la estructura un adecuado nivel de impermeabilidad. Además, su suelo es de polietileno y fibra de vidrio. No podemos dejar de destacar la incorporación de protección contra los rayos ultravioleta y ventiscas. 

Por su parte, está Coleman Coastline Plus, tiene una capacidad interior para cuatro personas y nivel de resistencia ante la intemperie, debido a la correcta selección de materiales para su confección. Sin embargo, el diseño es mucho más elaborado. Así, dispondrás con esta carpa de un amplio interior para descansar y un porche con techo para salir a ver las estrellas.

 

 

Saco de dormir o colchón inflable

Otro elemento de gran importancia al salir de campamento es un saco para dormir, que nos ofrezca confort, suavidad y que dependiendo de la temporada del año nos proporcione frescor o calidez. En este sentido, un modelo que cumple con estas expectativas es Active Era Saco de Dormir Premium 200, fabricado con un exterior transpirable y fibra hueca 200GSM de relleno. Su formato de 190 x 75 centímetros es espacioso, ligero y puede transportarse fácilmente, gracias a que incorpora una práctica bolsa impermeable.

De igual forma, hay quienes prefieren sentirse como si estuvieran en casa al momento de descansar, siendo recomendado adquirir un colchón hinchable. Así, el Intex 68765 puede ser el mejor colchón hinchable de relación calidad precio. Su estructura es de 152 x 203 x 22 centímetros, las caras poseen un revestimiento aterciopelado que aporta comodidad e incorpora un par de almohadas y bomba de llenado.

 

Set de supervivencia

Al estar a campo abierto existen ciertos elementos que muy probablemente necesitaremos y que, si los adquirimos por separado, puede que olvidemos incorporarlos a nuestra mochila. Por ello, lo ideal es disponer de un kit de supervivencia como el de Xuanlan, que ofrece una brújula, arrancador de fuego, tarjeta suiza, rascador y cuchillo plegable. Asimismo, un llavero con iluminación LED, silbato, linterna de mano, lápiz táctico y una manta de emergencia. Todos estos elementos vienen dentro de un cómodo y seguro estuche de polímero robusto, revestimiento acolchado y pasadores de ajuste.

 

 

Cocina

Incorporar a nuestro equipamiento una cocina de gas o carbón será algo muy útil para preparar los alimentos rápidamente y sin inconveniente alguno. Entre los modelos preferidos por los campistas destaca SUPER EGO SEH003300, una cocina de gas butano fabricada en aluminio robusto, con cuerpo ligero y resistente a la intemperie. Su funcionamiento es intuitivo y su encendido muy sencillo. Además, incluye un botón de regulación de la llama.

De igual forma, Mbuynow Barbacoa de Carbón Portátil ha logrado llamar la atención de los compradores, ya que es un producto con un diseño clásico, resistente y económico. Lo mejor de todo, es que ocupa poco espacio debido a que sus bases son plegables.

Pero si además, necesitas de algunos utensilios que te faciliten la tarea de cocinar, entonces Odoland tiene para ti un práctico conjunto de olla de camping. Se trata de un set bastante completo, compuesto por una pequeña estufa, una base para la colocación del cilindro del gas, cuchillo, cuchara y tenedor. Asimismo, una sartén y una olla fabricados en aluminio con recubrimiento antiadherente.

 

Iluminación

Si bien el sol nos ilumina en nuestro recorrido a campo abierto durante el día, también es cierto que al ocultarse necesitamos la ayuda de algún tipo de lámpara. En el caso de que necesites una, puedes conocer el modelo Hovast LED Lámpara Camping, recomendada por los expertos debido a su diseño ergonómico y resistente. Se trata de un set de cuatro lámparas de 150 lúmenes cada uno, cuya alimentación de energía es por medio de baterías alcalinas AAA. La carcasa fabricada en polímero ABS es impermeable, ofreciendo una mayor durabilidad. Además, incorpora ganchos de agarre para que puedas guindarlas en la carpa con comodidad.

 

Última actualización: 16.10.19

 

De no ser detectada a tiempo, una pequeña fuga de aire en la estructura de nuestro colchón hinchable, podría terminar con la vida útil del producto. Por ello, es tan importante aprender a identificar cualquier tipo de ruptura, así como también a repararla. 

 

No todos tenemos las mismas necesidades de descanso al momento de tumbarnos sobre un colchón, ya que hay quienes buscan comodidad mientras que otros desean aliviar alguna afección a nivel de la espalda, cuello, región lumbar, entre otras. En este sentido, los fabricantes han sido muy consecuentes, haciendo uso de tecnología de vanguardia y combinando materiales certificados de alta gama ¿El propósito? Lograr satisfacer los requerimientos de cada uno de los compradores, ofreciéndoles colchones con dureza alta o intermedia, formatos individuales o con lechos independientes. 

Asimismo, algunos diseños suelen ser adaptables a la temporada de invierno y/o verano, tratados hipoalergénicamente, entre otras muchas características realmente beneficiosas para los usuarios. Sin embargo, este par de superficies de descanso no son las únicas que existen en el mercado, puesto que al revisar los catálogos de compra encontrarás los colchones de tipo hinchable. Estos productos, al igual que los modelos antes mencionados, están dirigidos tanto al target infantil como adulto y poseen una estructura resistente, que resulta fácil de manipular y almacenar. 

Por lo general, productos suelen ser usados como colchones auxiliares, siendo bastante adecuados en caso de que alguna visita se quede a pasar la noche, cuando salimos de campamento o vamos a la piscina. Sin duda alguna, los colchones hinchables son una opción sumamente versátil que tenemos a nuestro alcance.

 

 

Acerca de los colchones hinchables

Los colchones hinchables son estructuras confeccionadas con materiales sintéticos, que ofrecen un buen nivel de soporte, resistencia y dureza. Igualmente, incorporan revestimientos textiles especiales en sus caras, que proporcionan la protección y confort necesarios para descansar toda la noche sin interrupciones. Además, te permitirán conservar una correcta postura corporal, sin preocuparte por los molestos puntos de tensión.

Entre las particularidades de este tipo de colchones está el tema del deterioro, que es un aspecto que está latente desde el primer día, sin importar que hayas adquirido el mejor colchón hinchable del momento (En este enlace puedes encontrar algunas opciones de compra). Recordemos que al hinchar la estructura, si no somos lo suficientemente cuidadosos, podríamos sobrepasar el límite de aire acumulado. Así, al tumbarnos en él la presión comenzará a generar una ruptura y una posterior fuga. Igualmente, sucede al desmontarlo, por eso es importante controlar la salida de aire de las válvulas para que esta no sea abrupta.

Otros factores que pueden influir en el deterioro del producto es su colocación sobre superficies con algún borde afilado o pequeñas astillas, entre otros. Esto suele ser muy común cuando salimos de campamento, por ejemplo, por lo que debes mantenerte atento y limpiar el área en donde planeas colocar el colchón.

 

¿Cómo saber si nuestro colchón hinchable se ha pinchado?

La señales de una fuga de aire en nuestro colchón hinchable muchas veces no son tan evidentes como suponemos, por lo que debemos estar atentos. Por ejemplo, la pérdida de firmeza de la superficie del colchón, suele ser un indicador bastante certero de que algo no va bien. Asimismo, necesitarás tener un registro del tiempo de duración del hinchado del colchón. De esta manera, si notas que comienza a deshincharse en pocos días, tendrás que revisar cuidadosamente toda la estructura para corroborar la magnitud del daño. En este sentido, es importante que sigas los pasos que seguidamente te explicamos, con el propósito de detectar el punto exacto en donde se encuentra localizada la fuga y así repararla.

 

Elije el espacio

Necesitaremos llevar el colchón a un área exterior con una buena iluminación. En este sentido, deberás seleccionar un espacio de tu jardín o patio y proceder a revisar que no haya ningún objeto que pueda llegar a romperlo. De hecho, lo recomendable sería extender en la superficie algún textil como medida de protección para no deteriorar el colchón.

 

Hincha la estructura

Una vez colocado el colchón sobre la superficie que previamente hemos acondicionado en el área exterior del hogar, deberás proceder a coger la bomba de llenado e hinchar completamente la estructura. Recuerda ajustar correctamente las tapas de las válvulas.

 

Identifica la fuga

En un recipiente, vierte una medida de agua con otra de detergente y procede a agitarlo con una paleta, obteniendo de esta manera una mezcla espumosa. Después, coge una esponja o paño suave y esparce la solución sobre el colchón, siendo necesario que te mantengas atento a identificar algún área que con salida de aire. Así, habremos hallado el pinchazo y sólo restará realizar una marca sobre ella con la ayuda de un bolígrafo.

 

Deja secar

Coge un paño húmedo y retira todos los excesos de la mezcla jabonosa aplicada, siendo necesario que dejes el colchón en un lugar ventilado y bajo la sombra hasta que se seque completamente.

 

 

Métodos sencillos para reparar tu colchón hinchable

Al momento de pensar en reparar tu colchón hinchable tienes dos opciones, siendo el caso de la utilización de un kit de reparación o con ayuda de un adhesivo especial que no requiere de parches.

 

Usa un kit de reparación

Los kit de reparación para colchones hinchables son de fácil adquisición e incorporan algunos parches, pequeñas láminas de lija y pegamento especial. Además, su uso es bastante sencillo, por lo que no necesitarás la ayuda de un profesional.

Una vez identificado el pinchazo, tendrás que lijar dicha área cuidadosamente y limpiarla con un paño de tacto suave, humedecido con alcohol. Así, podrás proceder a retirar el seguro de las válvulas para liberar el aire contenido en la estructura. Después, aplica el pegamento sobre el parche y colócalo sobre el área afectada, ejerciendo presión con los dedos para que se adhiera correctamente. Como paso final, sólo resta esperar el tiempo pautado por el fabricante para el secado del producto.

 

Aplica adhesivo vinílico

Otra buena opción para reparar tu colchón hinchable es el adhesivo vinílico o acetato polivinilo (PVA), un pegamento al frío que surge gracias al proceso de polimerización aplicado al acetato de vinilo. Su uso no requiere de la incorporación de parches, por lo que sólo deberás aplicarlo uniformemente sobre el pinchazo y dejar reposar unos minutos, para seguidamente colocar una o dos capas más. Después, deja el colchón en un área ventilada durante al menos 72 horas antes de comenzar a utilizarlo.