Última actualización: 08.07.20

 

Aunque hace algunos años llevar todos los utensilios necesarios para la montaña exigía espacio y peso en las mochilas, para el montañista de hoy es más fácil. Dependiendo de dónde se encuentra el sendero que deseas recorrer y el tiempo que planeas disfrutarlo, tanto hacer uso de los servicios de restauración como llevar tus propios utensilios ultra ligeros son grandes ideas.

 

Además de escoger la hermosa vista y la caminata que el mochilero o vacacionista quiera hacer, un paso obligatorio dentro de esta aventura es la preparación de todos los implementos que se deben llevar para pasarla bien. Antes, el tema de la comida era un poco complicado, ya que había que tomar en cuenta si se preparaba fácilmente o no.

Hoy día, sea bajo el cielo diurno o nocturno, cocinar en la altura de la montaña es una actividad sencilla y rápida. Puedes estar seguro de que te llevará más tiempo cualquier caminata corta que hayas planeado que prepararte una deliciosa y reconfortante bebida caliente con tu hornillo. De igual manera, podrás servir una energizante comida en utensilios muy ligeros después de una agotadora subida por áreas realmente empinadas. 

En fin, el punto es que llevar utensilios para cocinar el refrigerio que servirá de combustible para el ejercicio ya no es un desafío para las mochilas. Además, en oportunidades, puede que te sea posible combinar y disfrutar tu propia preparación y la que es ofrecida en algunos refugios de montaña.

 

Servicios de restauración vs. tu hornillo 

Si eres alpinista o montañista dedicado a esta actividad por años, seguramente sabes sobre FEDME. La Federación Española De Deportes de Montaña y Escalada ofrece refugios en forma de hostelería o establecimientos en varias de las zonas más visitadas. Un paseo por su página web te presentará distintas opciones en las que dormitorios y mobiliario están a tu disposición para pernoctar, por lo general, por un máximo de 3 días. 

Hay refugios que abren durante todo el año y cuentan entre sus ofrecimientos con los servicios mochilero, de calefacción, mantas, duchas, cocina-bar y comedor. Hay otros que permiten que lleves tu lencería propia y también se consiguen los que, a pesar de estar en el hermoso entorno rural de la montaña, ofrecen como en la ciudad la modernidad de la TV, lavadora, lavavajillas, cocinas con vitrocerámicas y hasta microondas.

No obstante, si eres de los que siente el montañismo como una actividad de aventura donde la adrenalina se hace presente al máximo en la acampada y supervivencia por tu cuenta, entonces los servicios de todo incluido no es lo ideal para tu experiencia con la naturaleza. Por lo tanto, el paso siguiente es adentrarte al mundo de los hornillos para buscar uno que con sus características sea el más conveniente para ti.

El mejor hornillo

La buena noticia para los montañistas es saber que esta práctica deportiva es tomada en cuenta cada vez más y se evidencia en el mercado con una gama de productos que, sin duda, facilitarán vivir una gran experiencia. Es totalmente posible que encuentres el mejor hornillo de calidad precio para meter en tu mochila y llevarlo como parte del equipaje importante sin ocupar gran espacio. 

Se consiguen hornillos tanto para hervir como para cocinar, cuyo funcionamiento puede ser líquido o a gas. Esto permite que las condiciones climáticas no imposibiliten cocinar al aire libre, ya que el obstáculo que puede representar un día muy frío en el que el gas no es eficiente, debido a su contracción por el clima, es superado positivamente por los hornillos que usan como fuente el combustible líquido.

Parte de los mejores ejemplos es el MSR Windburner que Mountain Safety Research ha desarrollado como uno de los más livianos. Su diseño con quemador radiante y a prueba de viento lo hace fantástico para ser usado aun en las condiciones de clima más adversas. Del mismo equipo viene la creación del Coffee Press Windburner, un genial accesorio que no permitirá que el viento impida un buen café convirtiendo al hornillo en cafetera. 

Con todo el reconocimiento de Jetboil entre los montañistas, no puede dejar de nombrarse el Jetboil Flash, que es un hornillo de gas de sistema todo en uno. Su quemador y recipiente son presentados en un diseño que indica el incremento de temperatura con su cambio de color. Además, en el recipiente, la tecnología FluxRing supera la rapidez en ebullición con respecto a otros hornillos similares. 

 

Más utensilios para las montañas 

Igualmente, un gran número de marcas presta atención a las cacerolas y menaje en general que los montañistas quieren llevar como parte de un equipaje funcional y ligero. Invertir en un buen hornillo es comprar un implemento protagonista de fabulosas comidas, pero que también debe acompañarse con cacerolas para cocinar, tazones, platos y cubiertos para servir.

Las cacerolas son elaboradas con materiales que optimizan el funcionamiento del hornillo minimizando el tiempo de hervido y cocción. El aluminio anodizado, el acero inoxidable, el revestimiento antiadherente, las superficies texturizadas para no resbalar del hornillo y las tecnologías con intercambiadores de calor deben formar parte de las características de ollas o sartenes que lleves a la montaña. 

Marcas que destacan 

Sea to Summit, GSI Outdoors y MSR son algunas de las marcas que tienen para ti cacerolas con tapas y ollas a presión con capacidades suficientes en litros increíblemente logradas en diseños muy compactos y livianos. Puedes conseguirlas de manera individual o en sets y, aunque no vayas a utilizar todos los elementos en una misma expedición, comprar un juego te permite tener opciones según la comida que decidas preparar en diferentes aventuras.

Podríamos añadir a las marcas nombradas con anterioridad a Light My Fire y Primus, que tienen ofrecimientos muy completos para acompañar a las cacerolas con sets de platos, vasos y cubiertos libres de BPA, muy ligeros y de originalidad única para ocupar menos espacio.

Por ejemplo, no se podría ver mayor practicidad que en el set para dos personas de Light My Fire. Cada contenedor puede funcionar como ensaladera y su tapa como plato. Sus singulares sporks muestran un cubierto tres en uno. En un extremo se aprecia la forma de cuchara y, en el otro, cuatro puntas de tenedor que por uno de sus lados presenta dientes para funcionar como cuchillo.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments