Última actualización: 05.08.20

 

El material de los pantalones de montaña requiere cierto cuidado. Es importante saber cada cuanto tiempo conviene lavarlos, ya que es importante mantener un equilibrio entre no lavarlos nunca o lavarlos con demasiada frecuencia, ya que las dos cosas son perjudiciales. En este artículo te explicaremos la mejor forma de lavarlos.

 

A los amantes de la montaña y del deporte les encantan las prendas técnicas. Tejidos especiales que absorben el sudor y garantizan el máximo confort y protección en todos los ambientes, desde los más fríos a los más calurosos. Sin embargo, estas prendas tienen ciertas peculiaridades a la hora de ser lavadas, lo que puede crear confusión. ¿Cada cuánto debo lavar mi ropa de montaña? ¿Cómo lavo mis pantalones de montaña para que pierdan sus propiedades y duren más tiempo? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Antes de empezar con los tiempos y la mejor forma de lavar los pantalones de montaña, es importante que tengas claro que cualquier tejido impermeable o que disponga de fibras especiales, perderán parte de sus propiedades si se lavan demasiado. Lo más recomendable es no lavarlos más de una vez al año y solo si es totalmente necesario hacerlo. 

Incluso el mejor pantalón de montaña (si pulsas aquí, encuentras varias opciones para comprar), sufrirá cierto deterioro si se utilizan métodos de lavado por inmersión. Y lo mismo sucede con el resto del equipo, por ejemplo, con las botas, que pueden llegar a reblandecerse, perdiendo parte de su sujeción y protección. Por ello, es muy importante leer las etiquetas del fabricante y tener en cuenta la simbología de lavado que aparece en ella. Si un fabricante de pantalones de montaña desaconseja que se lave a máquina, nunca deberías meter los pantalones en la lavadora.

Además, estos métodos de lavado que utilizan jabones químicos, suavizantes y otros productos agresivos, son altamente contaminantes, lo que de alguna forma va encontrar de la filosofía de la mayoría de marcas de pantalones de montaña, que los fabrican utilizando medios ecológicos y respetuosos con el medio ambiente. 

Los cuidados para los pantalones de montaña

En lugar de lavar los pantalones y la ropa de montaña, lo ideal es tener cierto cuidado al utilizarla. Por ejemplo, si comprobamos que se ha acumulado algo de suciedad en alguna parte de los pantalones, como el dobladillo o la zona del trasero, siempre es mejor utilizar un paño húmedo o una esponja con champú para limpiar solo esa zona. 

Siempre que puedas, al detectar una mancha, debes actuar con rapidez, antes de que esta se seque y forme costra. Cuando la mancha es reciente, está húmeda y será posible eliminarla con suavidad, sin frotar, solo rascando ligeramente con un paño húmedo o una esponja. En cualquier caso, nunca utilices agua caliente, ya que dañarás las fibras del pantalón y perderá sus propiedades.

Si el problema es el olor, en lugar de lavar la ropa por completo, tal vez lo mejor sería dejar que se airee. Puedes tender los pantalones al aire libre para que los malos olores se evaporen, ten mucho cuidado y no dejes que les de la luz directa del sol, ya que podría estropearlos. Si el olor es muy concentrado, puedes probar a eliminarlo con algún tipo de desodorante, en este caso debes tener mucho cuidado con no aplicar un desodorante demasiado fuerte, siempre que sea posible, deberías utilizar un producto ecológico.

También es muy importante que no guardes los pantalones de montaña después de utilizarlos, ya que podrían estar húmedos a causa del sudor. Antes de guardarlos, deja que se ventilen en la ventana o en la terraza; como ya hemos explicado, debe ser un lugar fresco y seco, sin luz directa del sol. 

Si al final vas a lavar la ropa de todas formas, deberías tener algunas cosas claras. En primer lugar, revisa bien los bolsillos, no te dejes pañuelos o papeles dentro, ya que se desharán y las fibras podrían acabar adheridas la tejido. Antes de echar los pantalones a lavar, cierra cualquier cremallera que tengan, para que no se enganchen y dañen los tejidos. 

 

Cómo lavar los pantalones de montaña

Antes de explicarte los mejores métodos para lavar unos pantalones de montaña, queremos mencionarte algunas cosas más, que creemos que son importantes. Ya te hemos explicado que debes fijarte en las etiquetas del fabricante, en ellas aparece toda la información para lavar los pantalones de la mejor forma. Aún así, nunca dejes que el agua alcance la temperatura máxima indicada, usa siempre una temperatura menor para no dañar el tejido.

Utiliza jabones neutros, sin perfumes ni componentes químicos agresivos o suavizantes. En el mercado existen jabones especiales para tejidos impermeables, que deberías usar siempre que te fuera posible. Si utilizas detergente en polvo, disuélvelo antes en un vaso para evitar que queden manchas y, a la hora de centrifugar, no superes las 800 rpm (Revoluciones por minuto).

Lavado a mano

Si optas por lavarlos a mano, asegúrate de enjuagarlos bien para eliminar todo el jabón que pueda quedar. 

Para lavar a mano, lo mejor es hacerlo en la bañera. Como ya te hemos explicado, deberás utilizar jabones neutro de tipo Woolite, jabones especiales para ropa impermeable o champú para tejido de montaña que encontrarás a la venta en tiendas especializadas. 

 

Lavado a máquina

Si optas por lavar tus pantalones de montaña a máquina, debes buscar un programa con una temperatura de 30 grados y, como hemos mencionado, revoluciones bajas. En este caso, deberás verter el detergente directamente en el tambor y podrás secarlos al sol, aunque siempre con cuidado de que no reciban la luz directa. Sobre todo, nunca utilices secadora, ni escurras la prenda o la coloques sobre un radiador, ya que solo conseguirás dañarla.

Cuando tiendas o guardes tus pantalones de montaña, intenta alisar el tejido para que no se formen arrugas y, sobre todo, debes tener mucho cuidado con que no se deformen al doblarlos. Los pantalones de montaña nunca deben plancharse, por lo que debes evitarlo a toda costa. 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments