Última actualización: 06.04.20

 

Recordar la acampada bajo las estrellas o la aventura a la montaña por accidentes que se tengan con el hornillo no está contemplado en los planes de nadie. Prestando la debida atención a prácticos consejos de seguridad, cocinar a cielo abierto puede convertirse, de igual manera, en una actividad amena y sin riesgos.

 

Hasta hace poco tiempo, conocer las técnicas para beneficiarse del fuego en forma de fogatas era, sencillamente, imprescindible cuando se hablaba de senderismo, camping o montañismo. Por supuesto, las fogatas siguen siendo alternativas muy usadas y agradables para una velada en la que conversar al resguardo de las bajas temperaturas se torna muy placentero.

Sin embargo, al referirse a cocinar, los hornillos las han desplazado por ser muy prácticos y rápidos para hervir agua y funcionar en condiciones de temperatura realmente fría. Su sistema de operatividad transfiere el calor hasta el tope para que en unos pocos segundos puedas disfrutar de una deliciosa bebida o comida que, además de caliente, sabrá a recién hecha. 

 

Peligro al utilizar el hornillo

Usar el hornillo es un peligro latente de principio a fin, tal cual como con cualquier estufa. Desatender las instrucciones para montarlo, conectarlo, encenderlo, utilizarlo e, inclusive, apagarlo correctamente podría tener como consecuencia fugas, explosiones y lamentables quemaduras. Por consiguiente, informarse de las normas de seguridad básicas es el primer paso para un uso consciente. 

En líneas generales, revisar que no haya suciedad que dificulte un funcionamiento apropiado y que las conexiones o posicionamiento del cartucho de gas sean los adecuados prevendrá fallas en su operatividad y rendimiento. Algo importante a tomar en cuenta es la superficie donde se va a colocar, que debería ser lo más plana posible. 

Si no tienes el hornillo indicado para ello, cocinar dentro de la tienda no debe manejarse como posibilidad. De no querer dormir a la intemperie porque tu tienda se queme y te quedes sin ella, entonces debes recordar que el material con el que se elabora suele ser altamente inflamable. 

Y, por supuesto, la atención a los pasos al terminar de cocinar es fundamental. Asegúrate de apagar correctamente según sea su sistema y espera que se enfríe para que puedas guardar el hornillo en un lugar seco. Recuerda retirar el cartucho de gas o desconectar el recipiente de combustible cuando ya no vayas a usarlo.

Incendio accidental

Sabiendo todas las situaciones conocidas de experiencias desagradables vividas por otros excursionistas, los incendios accidentales deben salir de las vivencias del camping. Para esto, estar claro de la relación fuego – explosión hará que se tomen todas las medidas preventivas y no causar quemaduras a tu tienda o, más grave aún, a tu piel.

A menos que las instrucciones del hornillo indiquen lo contrario, por lo general, estos productos están diseñados para ser usados al aire libre, ya que es inevitable la producción del tóxico monóxido de carbono. Por esta razón, también es aconsejable cuidar que los niños no se acerquen mientras se cocina, así como usarlo alejado de cualquier otro producto inflamable o fuentes de calor. 

Asegurarse de la compatibilidad del cartucho o bombona de gas es necesario y, sin duda, es preferible utilizar las sugerencias que da el fabricante. Al momento de conectar el hornillo, se debe verificar que no haya olor que implique alguna fuga de gas. En caso de detectar una, comprueba que la conexión de las válvulas está bien hecha, pero si el olor persiste, no es recomendable su utilización, ya que sería como una bomba latente. 

Además de todas estas recomendaciones, hay dos consejos adicionales que los fabricantes insisten en advertir. Colocar la cabeza por encima del hornillo en el momento en que se enciende podría causar que su llama abierta produzca quemaduras de consideración. Es igual de grave decidir moverlo mientras está encendido o recién apagado y caliente, ya que podría iniciarse un incendio o quemarte seriamente.

 

Dentro de la tienda 

El mercado te ofrece diversidad de opciones y, entre ellas, están los hornillos de quemadores radiantes que te dan la tranquilidad de que, a pesar de un mal tiempo que imposibilite cocinar afuera, la preparación de una bebida o comida no se detendrá. En estos hornillos, no hay peligro directo de fuego porque no tienen llamas expuestas. 

No obstante, su ventajosa característica no hace desaparecer totalmente la posibilidad de situaciones de cuidado. Por ejemplo, el monóxido de carbono que se libera al cocinar con este tipo de hornillo puede ser causante de envenenamiento. Para evitar esto, hay que abrir o doblar las puertas de la tienda lo suficiente para sentir gran ventilación mientras se tiene encendido.

Por otra parte, tu increíble sazón podría dejar un suculento aroma retenido en la tienda y que, al ser olido por los animales, puede animarles a acercarse y querer entrar haciéndote pasar un gran susto. Por lo tanto, si la lluvia o nieve impiden cocinar fuera, deja el pescado o el tocino para prepararlos en otra ocasión y haz uso de esas comidas deshidratadas o con menor olor que hayas llevado. 

Así que tener el mejor hornillo del momento (aquí encuentras unas opciones para elegir) que puedas conseguir para cocinar dentro y resguardarse del frío no quiere decir que debes confiarte cien por ciento de que se esté libre de algún riesgo.

Riesgo de multas

Aunque no es algo que atenta contra la preservación de tu vida, es importante para tu presupuesto evitar las multas que podrían generarse por el uso de tu hornillo en un lugar que represente riesgo para el ambiente. Al empaquetar todo para tu aventura en los sitios naturales que hayas escogido, asegúrate de que el uso de los hornillos esté permitido por la normativa de esa región. 

Hay montañas y lugares naturales en España donde ni las fogatas ni los hornillos se permiten, bien sea permanentemente o durante las temporadas de peligro por incendios forestales. De tal modo, la oficina forestal está atenta a que las normas sean cumplidas de una manera estricta por parte de todo el que guste visitar la belleza natural del lugar.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de