Última actualización: 09.07.20

 

La práctica del senderismo requiere de unas zapatillas que proporcionen estabilidad, protección y comodidad, especialmente al aventurarnos por recorridos como el del Camino de Santiago. Sin embargo, aparte de un buen calzado, también es necesario el cumplimiento de ciertas pautas para usarlo correctamente y aprovechar al máximo sus beneficios.

 

En muchas ocasiones no les prestamos la suficiente atención a los pies, pero estos cumplen un papel muy importante, ya que sobre ellos se carga el peso del resto del cuerpo al caminar, correr o saltar. De hecho, los pies están expuestos diariamente a sufrir rozaduras contra las áreas del interior del calzado, que a su vez podrían generar las molestas ampollas. Asimismo, está la posibilidad de experimentar un esguince debido a la pérdida de estabilidad al pisar.

Todos estos posibles incidentes son más comunes de lo que piensas, especialmente al momento de llevar a cabo una práctica de senderismo, que puede darse en superficies irregulares con fango, tierra, rocas, humedad o cualquier otro obstáculo. En este sentido, el nivel de agarre en cada una de las pisadas podría disminuir significativamente.

Para prevenir este tipo de situaciones al salir de ruta, lo conveniente es disponer de un calzado que les brinde a la planta, al talón y al tobillo una adecuada protección ante los impactos. De igual manera, necesitarás comodidad y estabilidad sin ningún tipo de limitaciones, para poder conservar el movimiento natural de los pies al desplazarte. Además, es importante complementar los beneficios dados por tus zapatillas de senderismo con un par de calcetines, sin costuras y transpirables, que se adapten a la temporada del año.

Acerca del calzado para actividades al aire libre

Si planeas llevar a cabo alguna actividad deportiva al aire libre como el senderismo, tendrás que tener presente que necesitas de un equipamiento adecuado para poder rendir en la ruta. En este sentido, podemos hacer referencia a la vestimenta, mochila, accesorios de protección contra el sol y la lluvia, así como también un par de zapatillas con características especiales, que se adapten a las necesidades del terreno y de tus pies.

En relación con este último aspecto, son varios los puntos a considerar, ya que el calzado no sólo protege el pie, sino que también potencia un mejor agarre al suelo para un desplazamiento seguro. Sin embargo, para que esto sea posible, no deberías usar cualquier tipo de zapatilla convencional, porque sus materiales y diseño no son los adecuados para protegerte de los agentes externos como lluvia, irregularidades del terreno o cualquier obstáculo contra el que puedas impactar.

En el mercado existe un gran número de modelos dirigidos a la práctica del senderismo, escalada y trekking, desarrollados con materiales, cortes y tecnologías especiales para resistir a la intemperie y brindarle mayor protección al pie, a fin de evitar cualquier lesión.

Entre las opciones destacan las botas con caña alta, que inmovilizan ligeramente el tobillo para una mejor estabilidad al caminar, sin sacrificar la comodidad. Sin embargo, estas suelen ser un poco pesadas en comparación al calzado de senderismo, que no posee el corte de refuerzo en el área de la caña y es bastante ligero, por lo que no representará una carga extra en los pies al caminar.

Por otra parte, está el tema de la suela, que debe haber sido fabricada en goma antideslizante, robusta y con canales profundos, para que brinde una correcta tracción, sin importar qué tipo de superficie estés pisando.

Asimismo, es común encontrar en el interior del zapato un acolchado con espuma suave, revestido con tejido transpirable y una plantilla en espuma generalmente de memoria. De esta manera, se disminuye un poco el impacto generado con cada pisada y las molestas rozaduras sobre la piel, al no estar en contacto el pie con las costuras y uniones internas.

No podemos olvidar otros aspectos importantes en este tipo de productos como las áreas de refuerzo en el talón, puntero y laterales que suman estabilidad y protección al pie. Además, está el sistema de sujeción por medio de cordones y la incorporación de membranas como la Gore Tex, que brinda impermeabilidad y transpiración para que el pie esté siempre fresco.

¿Cómo usar correctamente unas zapatillas de senderismo?

El uso de las zapatillas de senderismo no dista mucho con respecto al calzado convencional. No obstante, requiere del cumplimiento de ciertas pautas para que podamos aprovechar al máximo los beneficios de protección, estabilidad y confort dados por el diseño de dichas zapatillas.

 

Calcetines

En este sentido, tendrás que comenzar por aprender a seleccionar los calcetines, tomando en consideración que esta es una prenda que le puede proporcionar al pie un mayor confort, frescura o calidez. Todo ello, según el tipo de tejido con el que ha sido confeccionado el par de calcetines. Puede tratarse de fibras robustas como la lana, que se caracteriza por ser bastante acolchada y retener el calor sin transpirar, por lo que no es un textil adecuado para verano.

Por su parte, un tejido delgado podría mantener los pies más frescos, pero no los protegería de la fricción generada contra las paredes internas del calzado. Para solventar esta situación, lo ideal sería optar por el tejido Coolmax, que es un material confortable y capaz de extraer rápidamente toda la sudoración del pie, manteniéndolo seco y fresco durante toda la ruta. Además, los calcetines confeccionados con esta membrana no poseen costuras, lo que resulta bastante conveniente para evitar las incómodas rozaduras en el área de los dedos.

 

Higiene y protección

Para dar un correcto uso a tus zapatillas de senderismo, es necesario aplicar un producto antibacteriano en los pies e interior de las zapatillas, con el fin de evitar la generación de hongos, bacterias y malos olores. También, podrás hacer uso de algunos protectores adicionales en el área del puntero y talón, que se encarguen de reforzar la protección en caso de rozaduras, especialmente al momento de realizar rutas largas como el conocido “Camino de Santiago”, que en los últimos años se ha convertido en uno de los destinos favoritos de los deportistas para la práctica de senderismo.

 

Zapatillas

Finalmente, es importante que sepas que no importa si has adquirido un calzado considerado por los críticos como las mejores zapatillas de senderismo, ya que, si no tomas las medidas pertinentes en cuanto a higiene, transpiración y protección contra las rozaduras, lamentablemente te sentirás bastante incomodo durante la caminata y tu rendimiento será afectado. De hecho, si el calzado es nuevo, lo recomendable es que lo utilices al menos un par de veces en casa o en tu día  a día para que el pie se adapte y el material ceda un poco.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments