Última actualización: 16.10.19

 

Aunque no es una nevera para uso convencional, la innovación Índigo es un porta vacunas que llega al mercado de la mano de Bill Gates, como una respuesta para mantener la salubridad de las vacunas durante los traslados, sin requerir el uso de hielo o energía. De esta forma, las inyecciones se preservan y pueden llegar a un mayor número de personas.

 

El año pasado aparecieron en el mercado toda clase de inventos y tecnologías que hacen la vida de los usuarios mucho más sencilla. Muchos de estos equipos ya se han modificado durante este año para mejorar las experiencias de uso y consumo. Sin embargo, las tecnologías y desarrollos científicos no están solo puestos en los intereses comerciales.

Para mediados del 2018, se conoció que el magnate de los ordenadores y sistemas operativos como Windows estaría trabajando de la mano con un grupo de investigadores y científicos, a través de una asociación que estaría financiando para promover soluciones que ayuden a mejorar las condiciones de vida y salud en países del tercer mundo.

Es así como apareció la nevera Índigo, un porta vacunas que, para preservar el contenido en su interior, no requiere de hielo y tampoco de energía. Junto a esta innovación, se presentaron también otros modelos con fines similares.

 

 

Más allá de la tecnología informática 

Bill Gates es uno de los hombres más conocidos en el mundo. Su multimillonaria fortuna e imperio se han fortalecido gracias a la creación del gigante de la informática: Windows. Esta es una empresa que está presente en casi todos los países del mundo, principalmente como sistema operativo original de una amplia cantidad de ordenadores de distintas marcas fabricantes. No obstante, su catálogo es extenso e incluye ratones, CPUs, inteligencia artificial para la asistencia de comandos, móviles y mucho más. 

Además de sus empresas y filiales en la informática, Gates también es reconocido por sus labores sociales y por ser un filántropo que promueve iniciativas benéficas. Dentro de todas sus operaciones comerciales, este norteamericano cuenta con varias compañías que se dedican en exclusiva al trabajo y desarrollo de innovaciones orientadas a mejorar la vida de los más necesitados, así como al adelanto de desarrollos que preserven el medio ambiente.

Entre estos proyectos nace la iniciativa Índigo, una especie de nevera portátil que sirve para trasladar vacunas y medicamentos, sin necesidad de hacer uso de hielo o de energía eléctrica constante. 

Gracias a este invento, las vacunas llegarían a un mayor número de personas y se estaría luchando de frente contra los grandes tramos y distancias, que en muchas ocasiones impedirían que los medicamentos y las dosis llegarán en buen estado.

 

Más vacunaciones

A través de un post personal, Bill Gates contó la historia de Blandine Mbwey, quien ha estado vacunando por más de 10 años en un lugar apartado y recóndito de la República Democrática del Congo. Durante este tiempo, ha sido la encargada de vacunar y atender a familias enteras de personas que viven alejados de los centros de salud y redes hospitalarias. 

Esto no ha sido una labor sencilla, ya que para poder vacunar a cientos de niños y adultos ha debido recorrer largas distancias, atravesando terrenos complejos, que han hecho de los viajes toda una odisea. 

Las vacunas no son medicamentos convencionales, pues requieren de un transporte cuidadoso y no se puede romper la cadena de frío, ya que de lo contrario se estropearían. Lo recomendado es que se lleven a una temperatura entre los 2 y 8 grados centígrados para que su efectividad no se pierda y puedan aportar salud en las personas.

 

Nace una idea

Por ello, conservar la cadena de frío por más de 8.000 kilómetros puede ser un reto de dimensiones apoteósicas. Ante esta situación, que generaba un gran problema para las poblaciones de riesgo, Bill Gates hace entrada en el escenario, planteando la problemática al grupo de inventores de Global Good.

Después de diversos trabajos, intentos y prototipos, ahora es posible transportar y preservar las dosis a través de distancias largas y rutas complejas, con carreteras no civilizadas mediante el uso de MetaFridge e Índigo.

Desde el anuncio, este modelo ha sido considerado como la mejor nevera portátil del mercado (Aquí puedes encontrar unas opciones para comprar). Este prototipo puede parecer una nevera convencional, pero no lo es, ya que puede seguir funcionando sin corriente eléctrica por un periodo de hasta cinco días.

 

 

Diseño eficiente 

La nevera portátil ha sido diseñada con componentes tecnológicos que resultan aliados efectivos en caso de apagones o cortes del suministro del servicio eléctrico. Por otro lado, cuando su funcionamiento se detiene, la nevera es capaz de enviar datos de manera inalámbrica para que sean reparados. 

Lo mejor de esta alternativa de nevera portátil es que no requiere de hielo, baterías o de otra energía para funcionar y mantener el frío, lo que a su vez supone un importante ahorro en cuanto a recursos económicos se refiere. 

Aunque parezca increíble, la nevera funciona a través del calor. Es decir, es necesario exponerla a una fuente de calor, para que de esta forma el agua en su interior pase a otro compartimento separado en forma de vapor, donde puede preservarse por meses. De modo que cuando se desee utilizar, solo será necesario abrir la válvula. Esto hará que el agua regrese al espacio original y por la presión en el interior de la nevera, se produce la evaporación a 5ºC. El mecanismo se explica mediante la química, pues las partículas de agua, que a su vez transportan calor, logran equilibrar la temperatura entre los 2 y los 8 grados centígrados. 

Este prototipo ya ha sido utilizado pero, de acuerdo a la información suministrada por Bill Gates, continúa en fase de pruebas. Sin embargo, ya se han hecho aproximaciones del alcance y, según las estimaciones, se cree que con este elemento los vacunadores podrán llegar a más personas que las que actualmente vacunan con los medios tradicionales de transporte con hielo. De acuerdo a los cálculos, se estima que se vacunarían cuatro veces a más personas.