Última actualización: 09.07.20

 

El cuidado de nuestros pies durante una práctica de senderismo es primordial, ya que pasaremos largos lapsos de tiempo caminando por terrenos irregulares y, de no poseer el calzado adecuado, podríamos lastimarnos. Por ello, es importante seleccionar unas zapatillas de senderismo que nos proporcionen comodidad y protección en todo momento.

 

El senderismo es una práctica de tipo no competitivo que ha adquirido gran popularidad a nivel mundial, cuya finalidad es que las personas lleven a cabo una caminata guiada al aire libre, ya sea en la montaña o el campo. Se trata de una actividad deportiva y a la vez recreativa, ya que las personas no sólo harán ejercicio cardiovascular, sino que también podrán disfrutar del paisaje, respirar aire fresco y despejar la mente.

Este tipo de recorridos no son de alta dificultad, pero debes tener presente que, según la ruta seleccionada, podrás encontrar ascensos, descensos y caminos con bastantes irregularidades, tierra o fango. En este sentido, se hace necesario que tengas una condición física y un nivel de resistencia intermedio.

Además, es indispensable el disponer de la vestimenta e indumentaria adecuada, así como también un par de zapatillas de senderismo con diseño anatómico y resistente. Asimismo, el calzado deberá ofrecer un buen nivel de tracción sobre cualquier superficie, ser confortable, transpirable, impermeable y capaz de mantener protegido el pie de cualquier impacto inesperado durante la travesía.

En definitiva, las zapatillas son un elemento de gran importancia que debes saber seleccionar para que mejore tu experiencia deportiva. Por ello, no debes dejarte llevar por primeras impresiones y comprar un producto sólo porque en algunos portales es considerado como las mejores zapatillas de senderismo (pulsando este enlace puedes encontrar algunas opciones de compra), pues lo ideal sería revisar varios modelos e identificar y evaluar sus principales características de fabricación. De esta manera, llevarás un calzado de calidad y apto para la actividad deportiva a desempeñar.

 

Identificadores de calidad a evaluar en unas zapatillas de senderismo

A primera vista, las zapatillas de senderismo pueden parecer productos bastante sencillos, que poseen una cubierta exterior e interior, suela robusta y un sistema de ajuste. Sin embargo, cada una de estas partes debe tener ciertas particularidades, para que mejoren satisfactoriamente nuestro desempeño durante el recorrido, nos proporcionen comodidad y la protección adecuada en los pies. A continuación, te contamos un poco acerca de los indicadores de calidad a evaluar al momento de seleccionar unas zapatillas de senderismo.

Diseño

Los diseños de las zapatillas de senderismo suelen ser variados, lo que resulta favorable, ya que se amplía la lista de posibilidades para conseguir un modelo que se adapte a tu gusto y necesidades.

Podrás encontrar productos con caña baja y alta. Los primeros suelen ser más cómodos debido a que el pie tiene mayor libertad en el área del tobillo. Sin embargo, los modelos de corte alto proporcionan mayor protección y estabilidad al pie al momento de desplazarse.

Por otra parte, también tienes que fijarte en los acabados de cada uno de los cortes aplicados al zapato y cómo han sido elaboradas las costuras. Ambos aspectos forman parte importante del diseño y determinan tanto la resistencia como la durabilidad del producto.

 

Materiales de fabricación

La materia prima empleada para la confección de las zapatillas es otro de los aspectos que debes revisar cuidadosamente, ya que no sólo deberá tratarse de un material estéticamente atractivo, sino también que le aporte beneficios a tus pies.

En este sentido, hacemos referencia a un adecuado nivel de protección contra los impactos suscitados al chocar contra una roca, tronco o cualquier otro obstáculo. De igual manera, a la estabilidad de la planta, el talón y el tobillo al pisar. Todo ello se logra a través de la incorporación de refuerzos en áreas específicas como el puntero, el talón y los laterales de las zapatillas.

Si bien los materiales de fabricación del calzado son generalmente vistos como indicadores de la durabilidad del producto, también es cierto que el tipo de membrana influye en otros aspectos como la estética, confort, transpiración e impermeabilidad de la zapatilla de senderismo.

Por tanto, el interior de dicho producto deberá incorporar un ligero acolchado en espuma, revestida con un tejido de algodón o poliéster, que le proporcione comodidad al pie, un anatómico ajuste y un gran nivel de frescura. Así, no tendrás que preocuparte por las molestas rozaduras o cansancio en los pies tras caminar durante largos períodos de tiempo. De igual manera, podrás dejar en el pasado la generación de malos olores y bacterias a causa de la sudoración acumulada.

También es necesario que corrobores el tema de la impermeabilidad, ya que no sabes cuándo tengas que atravesar un riachuelo o surja una precipitación de improvisto. Por ello, lo ideal es que la membrana exterior haya sido tratada especialmente para repeler la humedad.

Suela

Con respecto a la suela de las zapatillas de senderismo, es importante que tomes en consideración que no todas las superficies por donde te desplazarás son iguales. Algunas de ellas serán lisas, irregulares, con fango, arena, rocosas, húmedas, etc. 

Debido a esta razón, es necesario que la suela del calzado esté fabricada en goma robusta y antideslizante. 

Además, deberá tener una serie de canales profundos que le otorguen un adecuado nivel de tracción sobre cualquiera de las superficies anteriormente mencionadas. De esta manera, podrás desplazarte con seguridad. Asimismo, convendría la incorporación de una media suela, que se encargue de absorber la energía generada por el impacto del pie sobre el suelo al pisar.

 

Método de cierre

Un último aspecto a corroborar al seleccionar un par de zapatillas de senderismo es el método de cierre proporcionado, que, generalmente, es por medio de cordones entrecruzados en el par de hileras de agujeros o pasadores en el empeine. Este es un sistema de ajuste tradicional, pero bastante efectivo, ya que te permite adaptar el calzado a la forma natural de tu pie fácilmente. Sólo debes tirar simultáneamente de los cordones y, seguidamente, anudarlos entre sí para evitar que la tensión adquirida se pierda.

En todo caso, lo importante es que dichas cuerdas de amarre sean resistentes y, en lo posible, que repelan el agua. De lo contrario, absorberán el líquido y le sumarán peso al pie, lo que no es nada conveniente al caminar.

Como pudiste observar, no son muchos los aspectos a evaluar al seleccionar unas zapatillas de senderismo, por lo que no te tomará mucho tiempo percatarte si  el nivel de calidad del producto es realmente el adecuado y cubrirá tus requerimientos.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments