Última actualización: 27.05.20

 

El senderismo ha ganado fuerza en los últimos años porque es una actividad que combina ejercicio, relajación y contacto con la naturaleza que puedes realizar solo o acompañado. Pero, para que sea un total éxito necesitarás de una mochila con los elementos necesarios. Aquí te hablamos de lo que no puede faltar. 

 

Si eres un senderista profesional en este artículo no te diremos ninguna novedad, pero si apenas te estás introduciendo en este mundo de aventuras entonces debes aprender la importancia de contar con el equipo necesario, empezando por elegir la mejor mochila de senderismo según la ruta a recorrer. 

En un principio debes saber que las mochilas se clasifican según la capacidad y la actividad a realizar. Tal es el caso de los modelos ligeros que no superan los 10 litros de capacidad y que pueden alcanzar los 2 kg de peso, pues en ellos se lleva poca agua, comida, algunos ítems de primeros auxilios y documentos, siendo ideales para salir de paseo a la montaña por un día. 

Por otro lado, están las mochilas de senderismo y trekking cuyo volumen puede ser de 20 a 30 litros, incorporan soporte lumbar y sistema de hidratación para caminatas más exigentes.

En cambio, las mochilas denominadas como alpinas suelen admitir una carga aproximada de 8 a 10 kg y se caracterizan por ser más estrechas, favoreciendo la libertad de movimiento y a su vez incorporan diferentes bolsillos y enganches para llevar equipo más especializado para esta actividad.

Pero, si estás pensando en hacer un trekking más intenso que incluye varios días de pernocta te conviene adquirir una mochila de expedición, en la que se puede transportar varios cambios de ropa, así como los implementos necesarios para cocinar y descansar durante el tiempo que dura la excursión, es decir, todo lo esencial para una estancia confortable adaptada a las circunstancias.

 

¿Qué llevar en la mochila?

Una vez que has definido el tipo de actividad a realizar puedes elegir con mayor fundamento la mochila que vas a necesitar. Recuerda considerar aspectos como los modelos específicos para hombres y mujeres, pues tienen soportes adicionales según el género, así como la talla en el caso de las mochilas más grandes.

Sin embargo, para aquellos que han decidido hacer de este deporte su hobbie predilecto será ideal tener un par de mochilas básicas como un modelo ligero y uno de mayor capacidad para un trekking de varios días.

En cualquiera de los casos, e independientemente de la duración de la excursión, existen unos básicos o ítems indispensables que no pueden faltar en la mochila de senderismo. Te invitamos a seguir leyendo para saber de qué estamos hablando.

Hidratación y alimento

En cualquier actividad al aire libre la hidratación es muy importante para mantener un buen rendimiento y en el senderismo se recomienda llevar 1,5 litros de agua por persona para un día de trekking. Es decir, que dependiendo de la cantidad de días que va a durar la excursión se debe llevar la cantidad suficiente de agua para el consumo individual. 

En este orden de ideas, algunas mochilas incorporan un sistema de hidratación que permite tomar agua desde un compartimento especial en la mochila sin necesidad de detener la caminata. 

Con respecto a los alimentos, si vas a dar un paseo en la montaña durante el día es conveniente llevar alguna comida ligera como un sandwich, además de frutas, barritas de energía de reserva y algunos frutos secos variados como un recurso de emergencia ante cualquier eventualidad.

 

Ropa

La ropa para hacer trekking tiene ciertas características que la hacen adecuada para las actividades al aire libre, tal como la confección con tejidos impermeables y transpirables, así como tratamientos especiales que pueden tener algunas prendas como repelente de insectos y un diseño compacto para ocupar la menor cantidad de espacio.

Más allá de un par de camisas de mangas largas y pantalones holgados, es importante llevar una chaqueta cortavientos e impermeable, y si el trekking dura varios días será necesario llevar varias mudas de ropa interior y calcetines. Dependiendo de la temporada o el lugar a visitar, también utilizarás mallas debajo de los pantalones si hace frío.

Se recomienda que la ropa más grande se coloque en la base de la mochila para que ayude a darle forma a la carga, sin representar un peso excesivo.

Emergencia y protección

Haciendo una adaptación del popular dicho, podemos afirmar que “un senderista prevenido vale por dos”, y aunque en tus planes solo haya diversión nunca se sabe qué situaciones pueden presentarse durante la excursión. Así que uno de los ítems que no puede faltar en tu mochila es el botiquín básico de primeros auxilios.

Si se trata de una salida por un día será suficiente llevar uno pequeño con gasas, betadine, esparadrapo, tiritas, pomada para picaduras y un par de analgésicos y antihistamínicos.

Pero, si es una excursión de varios días entonces el tamaño del botiquín deberá aumentar para guardar, además de lo mencionado anteriormente, algunos sobres de suero oral, un antidiarreico, un termómetro, gotas para los ojos, acetaminofén, vendas, un antiséptico, tabletas potabilizadoras de agua, entre otros. 

Como vas a pernoctar, también deberás llevar un neceser con tus productos básicos de higiene como cepillo de dientes, crema dental, toallitas húmedas y papel higiénico, además de un jabón neutro por si el clima y el paisaje te proporcionan la posibilidad de tomar un baño. Tampoco, puedes olvidarte del protector solar y el repelente contra insectos.

Ahora bien, con respecto a los artículos idóneos para una emergencia, te recomendamos llevar una manta térmica, ya que es de gran utilidad, no pesa ni ocupa espacio.

También debes guardar tu móvil apagado y con una batería externa con carga completa, así como un GPS adicional por si el dispositivo principal se queda sin batería o se daña. Para guardar los electrónicos es aconsejable usar una bolsa hermética y en el caso del móvil, muchos excursionistas profesionales coinciden en que este debe ser un recurso de emergencia y no se debe agotar su batería tomando fotos o grabando videos. Para ello se recomienda llevar una cámara fotográfica y hacer el registro de la excursión.

Entre otros elementos indispensables para tu trekking está la linterna frontal, una navaja multiusos, un silbato, un mapa impreso, algo de dinero en efectivo y tus documentos. Guarda todo esto en tu mochila de senderismo, colócate ropa y calzado cómodos y ya estarás listos para iniciar una nueva aventura.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments