Última actualización: 05.08.20

 

Los pantalones de montaña son una pieza fundamental de tu equipo de montaña. Unos buenos pantalones deben resultar cómodos, permitiendo que te mueves libremente, sin ser demasiado ajustados ni demasiado anchos. Lo ideal es que cuenten con buenos bolsillos y que sean lo más resistentes posible, para que no sufran en tus excursiones.

 

De todas las prendas técnicas, los pantalones fueron los que más tardaron en ser utilizados por los deportistas. Es muy difícil andar por la montaña con zapatillas de deporte o de calle, y lo mismo sucede con las sudaderas, que no siempre son las más adecuadas para las temperaturas de la montaña y para su clima, que puede ser muy impredecible. Sin embargo, los pantalones nunca han sido una prenda importante, cualquier chándal o pantalón cómodo servía para este propósito. 

Los pantalones de montaña, con el tiempo, han logrado ganarse su espacio entre la ropa técnica, sobre todo gracias a su versatilidad y comodidad. Estas prendas están elaborados con tejidos ligeros, que permiten al usuario moverse con total libertad y, por si fuera poco, ofrecen un nivel de protección realmente elevado. En el mercado encontramos pantalones de montaña que protegen del sol, del calor y del frío, algunos que absorben el sudor y la humedad y, como no, modelos impermeables, que te mantienen seco bajo la lluvia.

 

Cómo elegir unos pantalones de montaña perfectos para cada usuario

Hoy en día, este tipo de prenda se ha hecho tan popular que se utiliza incluso en la ciudad. Sin embargo, si te estás preguntando qué pantalones de montaña comprar, seguramente te surgirán un montón de preguntas. A continuación, te explicaremos las características en las que deberás fijarte.

 

¿Largo o corto?

Lo primero que debes tener claro es qué tipo de pantalón de montaña necesitas. Esto dependerá de la estación del año, de la temperatura de la zona y también de dónde vayas a utilizarlo. Por ejemplo, para zonas árticas, encontrarás pantalones especiales para la nieve y para temperaturas extremadamente bajas.

En este artículo, nos centraremos en los pantalones para climas más templados. En este caso, existen tres tipos: largos, cortos y convertibles. Los pantalones largos ofrecen mayor protección, por lo que son los más adecuados para deportes de montaña. Sin embargo, para una caminata o para actividades de senderismo más ligeras, los pantalones cortos son más que suficientes.

Los pantalones convertibles, disponen de una cremallera que permite quitar y poner la parte inferior de la pernera. Son una buena opción para todos los usos, aunque pueden resultar molestos, pues la cremallera puede provocar rozaduras. Otra opción son los pantalones de tipo “pirata”, los conocidos como ¾, que llegan hasta las rodillas y se adaptan bien a cualquier actividad.

Tejido

Los pantalones de montaña deben ser resistentes y ligeros. El tejido debe resistir la actividad intensa del deporte de montaña, por lo que deberá soportar roces, humedad y variaciones de temperatura. 

Al mismo tiempo, deben ser lo más ligeros posible. Hace tiempo, estos pantalones eran pesados, debido a que la tela debía resistir el estrés de la actividad. Por suerte, los nuevos materiales técnicos aúnan ligereza, comodidad y resistencia.

Por otra parte, estos tejidos deben gestionar la humedad y eliminar el sudor, secándose lo más rápido posible. Esta es una de las principales diferencias con la ropa de calle, ya que estos tejidos además de absorber la humedad, suelen tener propiedades impermeables o DWR (Durable Water Repellency), que impide que las gotas de lluvia se rompan y sean absorbidas por la tela. 

Los pantalones de montaña también protegen de la temperatura. Los tejidos técnicos de mejor calidad son todoterreno, es decir que protegen del calor y del frío por igual.

 

Protección

Los pantalones de montaña deben ofrecer al usuario protección contra rozaduras, golpes y cualquier daño que podamos sufrir. Los diseños más clásicos contaban con protecciones en las rodillas, la entrepierna y la zona del trasero. 

Además de estas protecciones clásicas, el tejido de un pantalón de montaña debe proteger la zona lumbar y el abdomen. Estos pantalones tienen la cintura alta, en parte para mejorar la comodidad y en parte para proteger esta zona. El tejido de los pantalones debería ofrecer protección en estas zonas contra enfriamiento y el sudor.

Los tejidos de mejor calidad también cuentan con protección contra insectos como las garrapatas, que son comunes en las zonas boscosas y de montaña. La mayoría de pantalones cuenta con sistema de cierre ajustado, que ciñen la cintura y los tobillos para que estos insectos no se cuelen por debajo. 

En la montaña, los rayos UV suponen un grave problema, ya que son zonas altas y además pasamos muchas horas en ellas. Los mejores pantalones de montaña cuentan con filtros UPF de protección contra estos rayos, con factores de 30 o más. Cualquier pantalón de montaña con una protección de menos de 30, no dispondrá de este filtro, por lo que no será recomendable para nuestras actividades. 

Comodidad

Aunque es el último factor señalado, puede que sea el más importante. Estos pantalones suelen ser cómodos y permiten moverse con libertad, por ejemplo, levantando la pierna mucho para salvar obstáculos, sin que el pantalón tire e impida el movimiento. Suelen estar fabricados con materiales bielásticos, que permiten un buen ajuste al cuerpo, sin limitar la movilidad. 

En estos pantalones, las costuras deben ser planas y estar colocadas expresamente en zonas que no produzcan roces. Tampoco deben tener trabillas ni zonas rígidas en la cintura, ya que acabarán produciendo molestias y rozaduras, sobre todo si utilizas una mochila. Por eso, estos pantalones cuentan con presillas de la misma tela y totalmente planas. También disponen de un sistema de ajuste, que permite utilizarse sin cinturón, ya que deben ajustarse bien al cuerpo. En caso de que tengas que utilizar un cinturón, deberás elegir uno de montaña, que sea plano, ligero y flexible.

La cintura de estos pantalones debe ser alta, sobre todo en la parte posterior, ya que nunca debe coincidir con la zona de la mochila, que puede provocar rozaduras.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments