Última actualización: 13.12.19

 

Durante el año 2019 el Ayuntamiento de la ciudad de Córdoba ha decidido poner en marcha el cobro de un nuevo impuesto denominado tasa de sombra, que está asociado a la colocación de cualquier tipo de toldo en la fachada de los bares o establecimientos, empleados para resguardar del sol a sus clientes.

 

Durante el año experimentamos cuatro cambios climatológicos, que son: otoño, verano, invierno y la primavera. Cada una de estas temporadas posee ciertas características específicas que de cierto modo pueden llegar a afectarnos en nuestra cotidianidad. Por ejemplo, durante los tres meses más calurosos del año estamos expuestos a fuertes radiaciones de sol, que como sabemos pueden llegar a ser perjudiciales para nuestra piel. De igual, manera la oleada de calor en el ambiente, a causa de la baja en la humedad del aire es otro factor que suele afectarnos.

Para contrarrestar estos efectos es muy usual el uso de equipos de refrescamiento, como aires acondicionados, ventiladores, entre otros. Claro está, estos son pertinentes para ser usados en los interiores de nuestro hogar, sitio de trabajo o establecimientos públicos. No obstante, los espacios exteriores suelen ser una buena alternativa para refrescarnos de una forma natural, siempre y cuando estemos bajo la sombra. 

En este sentido, muchos buscan los mejores toldos como alternativa para resguardarse del sol y crear un ambiente un poco más fresco. Si bien estas estructuras pueden incorporarse a nuestro jardín, patio o terraza, de igual manera son empleadas por los comerciantes en las fachadas de sus negocios para crear espacios mucho más confortables. Es así como podrás desplazarte con mucha más tranquilidad en las áreas peatonales, ya que dichas cubiertas disminuirán el impacto del astro rey. 

Igualmente, no tendrás inconvenientes al sentarte a tomar un café o una bebida refrescante en algún establecimiento, puesto que la mayoría hace uso de paraguas para sus mesas, parasoles en las ventanas, entre otros. Finalmente, los modelos de toldos suelen ser variados y existe uno para cada situación.

En la ciudad de Córdoba es muy frecuente encontrarnos con todo este tipo de cubiertas protectoras en las ventanas y fachadas de gran número de negocios. Esta práctica había sido adoptada por los comerciantes desde ya hace varios años. Sin embargo, a partir del segundo trimestre del pasado 2018 la situación cambió, puesto que el ayuntamiento tomó la decisión de implementar una nueva ley en la que cada establecimiento comercial que posea algún tipo de toldo deberá comenzar a pagar un impuesto adicional o, como ellos lo denominaron, “una tasa de sombra”.

 

 

Pago de veladores

Las leyes de Córdoba estipulan que todo bar deberá solicitar su respectivo permiso de velador y sucesivamente pagar un impuesto. Se trata de una tasa fiscal que cada propietario está en la obligación de pagar, con motivo de la colocación de camas balinesas, sillas, mesas o pequeñas sombrillas en la vía pública. El reglamento indica que el monto a pagar se calcula en función a la medición en metros cuadrados del espacio utilizado. También, se toma en consideración varios factores para efecto de la generación de la respectiva facturación, siendo el caso de la categoría fiscal a la que pertenece la calle en la que se encuentra ubicado dicho establecimiento. 

De igual manera, se estudia el lapso de tiempo solicitado para la colocación de las cubiertas que puede llegar a ser máximo de un año y mínimo de un mes. Finalmente, todo dependerá de las necesidades de uso del propietario.

El Ayuntamiento de Córdoba se ha pronunciado con respecto a esta situación, aclarando que no habrá ningún tipo de incremento en estas tasas a pesar de que el presente año 2019 es electoral y la actividad en la vía pública tiende a ser mayor. 

 

Acerca de la tasa de sombra

Como hemos dicho, la tasa de sombra es una medida implementada a partir de inicios del año en curso, que pretende cobrarle a los bares y demás establecimientos que se encuentran en la vía pública una tasa extra por el simple hecho de instalar los tan conocidos parasoles sobre su fachada. De igual manera, el comerciante deberá continuar cancelando el impuesto reglamentario por el uso del espacio.

Según lo planteado para esta nueva tarifa no sólo aplicaría para los grandes parasoles, sino también para todo tipo de toldos. Hacemos referencia entonces a quienes tienen instalado en la pared de su establecimiento una cubierta de tipo abatible, así como también un toldo de los que se montan con cierto nivel de separación con respecto a la edificación, una cubierta protectora con bases que se montan directamente del pavimento o una sombrilla cuyo formato sea mayor a los cuatro metros cuadrados.

 

 

¿Cómo se calcula el pago de esta nueva tasa?

Lo primero que debes tomar en consideración antes de iniciar el cálculo de esta nueva tasa por derecho a sombra, sería el hecho de que al montar el toldo o sombrilla en la fachada de tu negocio todo el espacio que se encuentra bajo él pasaría a ser parte de tu establecimiento comercial. Una vez aclarado esto, deberás conocer el monto que inicialmente pagas por el resto del espacio, es decir, sin incorporar el ocupado por la cubierta protectora. De esta manera, deberás proceder a dividir en dos el monto de la facturación de dicha área y ese será el coste por derecho a sombra de tu establecimiento comercial.

 

¿Y qué opina ciudadanos acerca del cobro de esta nueva tasa?

Un partido político que no dejó pasar esta situación desapercibida fue Ciudadanos, cuyos voceros se pronunciaron en contra de este arbitrario cobro de una nueva tasa por derecho a sombra en los establecimientos públicos en la ciudad de Córdoba. Según los representantes de Ciudadanos, se trata de un alza “encubierta” a los impuestos, que los comerciantes tendrán que acatar para ofrecerles a sus usuarios un mejor servicio y confort al protegerlos de los rayos del sol.