Última actualización: 13.12.19

 

Hay algunas prendas que se convierten en iconos de una época y pasan a ser un referente por el que se identifica al fabricante. Este es el caso de la chaqueta Denali de The North Face, una pieza elaborada en forro polar que suele ser reconocida como la más icónica de esta casa. Ahora, la firma californiana la regresa al mercado para destacar con su catálogo en la nueva temporada. 

 

Si por algo destacan las grandes marcas es por su capacidad para reinventarse y mantener al usuario a la expectativa ante las nuevas propuestas que ofrece para la temporada. Algunas lo hacen con gran éxito, otras no tanto. Sin embargo, las marcas que ya han pasado a ser referentes en sus respectivos segmentos y que se han creado un público, tienen la oportunidad de relanzar líneas, rescatar los atributos más importantes de sus piezas y mejorar otros para actualizarlas y hacerlas más atractivas. 

Esto es algo frecuente en marcas deportivas como Adidas, que muchas veces opta por relanzar un modelo que pasó a convertirse en un ícono de su marca. Lo mismo pasa en otras casas fabricantes como Nike y otras americanas, europeas o asiáticas, con tiempo en el mercado. 

 

El mismo modelo, una nueva propuesta

En el caso de la marca The North Face, tenemos que ahora ha seleccionado una prenda de su catálogo que se convirtió en una pieza icónica y la relanza al mercado con atributos mejorados, para apelar al sentimiento de nostalgia de sus compradores y buscar introducirse entre los primeros lugares de las ventas.

Se trata de la chaqueta Denali, que está fabricada en forro polar y que se convirtió en una de las piezas más compradas y alabadas de toda su colección. Esta chaqueta de la casa fabricante The North Face salió a la venta por primera vez en el año de 1988, hace ya 31 años. 

Para aquel entonces la prenda en forro polar llevaba cremallera y creó gran revuelo en el mercado de ropa para amantes del mundo outdoor, convirtiéndose de este modo en una pieza de estilo auténtico y funcional. 

 

 

Reinventarse para ser revolucionaria e icónica

Ahora, después de más de 30 años, The North Face reedita esta chaqueta de forro polar y la vuelve a incorporar en su catálogo, marcando la celebración de un regreso único y emblemático, con una pieza altamente representativa de la marca californiana y con las que están seguros que volverán a revolucionar el mercado, porque es un símbolo de la cultura para el outdoor. 

De acuerdo a la casa fabricante de la chaqueta del forro polar Denali, esta prenda solía ser revolucionaria. Sin embargo, con su relanzamiento, ahora pasa a ser icónica, ya que según se ha destacado en diferentes portales del mundo deportivo outdoor y de invierno, ha sido reinventada para ser más urbana y actual. 

No obstante, esta reedición en el estilo no perjudica sus prestaciones técnicas, debido a que solo pasa a ser una chaqueta con un patrón más atrevido y con la incorporación de diferentes colores llamativos, para complacer los gustos de distintos usuarios, que se mueven en entornos urbanos y que están siempre en busca de nuevas aventuras.

 

El antes y el después

Hace 31 años, la chaqueta Denali fue presentada con un cuerpo en forro polar y cremallera. De acuerdo a la historia, este modelo fue utilizado por primera vez por escaladores reconocidos como Paul Piana y Todd Skinner, quienes la llevaron durante su primer ascenso libre en El Capitán, en la vía Salathe Wall, en el Parque nacional de Yosemite. Para ese entonces, las prestaciones técnicas de la Denali revolucionarían el uso del forro polar durante la época. 

En este sentido, el director creativo global de la marca de The North Face, Tim Hamilton, comentó que no hay otra prenda en el mercado actual que sea capaz de representar la cultura auténtica del mundo outdoor como la Denali, ya que, según acotó el directivo, es un símbolo que ha soportado el paso del tiempo, siendo ahora una chaqueta legendaria y con un “espíritu rebelde”. Asimismo, no deja de ser una pieza “pionera”, que ha sido rediseñada para quienes se consideran los aventureros urbanos de la nueva época. 

 

 

Denali bajo la lupa

Uno de los motivos que ha hecho que este modelo figure entre el resto y sea constantemente mencionado como uno de los mejores forros polares del 2019 es que está fabricado con materiales de alto grado de calidad y resistencia, con un estilo vanguardista para aventureros de la selva de concreto o de la naturaleza. 

El fabricante no ha escatimado en sus aspectos técnicos y, al igual que el modelo original, la chaqueta consta de prestaciones que la convierten en una prenda funcional. Dentro de sus características más importantes, esta alternativa de The North Face tiene un ajuste holgado al cuerpo.

Además, está equipada con un sistema de ajuste y acople a otras piezas de la marca, a través de cremallera. Para poder almacenar y cargar objetos pequeños, incluye un par de bolsillos discretos que se cierran a través de un sistema de cremallera, que está disponible tanto en el pecho, como en los laterales.

 

Materiales

En relación a los materiales, si bien la chaqueta está elaborada en tejido polar, también cuenta con DWR, poliéster reciclado y con tejido elástico en el área de los puños, para brindar mayor libertad en los movimientos. Asimismo, tiene un cordón bajo ajustable, que permite mejor adaptación. 

Además, está bordada con los logotipos que representan a la marca, tanto en la parte posterior del hombro derecho, como al lado izquierdo del pecho. Para mayor durabilidad, posee refuerzos en los hombros, antebrazos y pecho, siendo cada uno de estos de tipo anti abrasión. 

Esta chaqueta está disponible en varias tallas, desde XXS hasta XXL. Su precio es de aproximadamente unos 150 euros y desde agosto es parte de la colección que se puede adquirir en las tiendas seleccionadas por la compañía norteamericana y a través de los sitios web.