Última actualización: 06.04.20

 

Siempre que quieras hacer camping por unos cuantos días, qué se va a comer y cómo se va a preparar son preguntas a las que no puedes dar respuesta cuando ya estás en tu excursión. Afortunadamente, en el mercado hay una amplia gama de hornillos de gas que, cada vez más, destacan como los más convenientes.

 

Dentro de la categoría hornillos, estos se diferencian por su uso en la montaña o en el campo, resaltan por la variación de tamaños y potencias y se distinguen por su funcionamiento o alimentación líquida, a gas, con alcohol, madera o ramas. Seas de los que prefieren preparar alimentos rápidos o de los que sorprenden con deliciosas recetas, debes considerar estos aspectos para comprar un hornillo de gas.

 

Diseño

La variedad en diseños es realmente impresionante, ya que encuentras modelos planos, verticales, cuadrados, rectangulares, cilíndricos, grandes o tan pequeños que pudieran ser de bolsillo. Sin embargo, lo más determinante para que decidas llevarlo en tu mochila o no es que sea plegable y liviano. Esto cuando llegar al lugar de la acampada implica caminatas de considerable kilometraje.

Si el arribo al sitio escogido no implica caminar, sino que vas en un vehículo en el que puedes transportar cosas, puedes evaluar entre los hornillos independientes o los de mesa. Los primeros traen patas para sostenerse y son un poco más pesados, sin embargo, también ofrecen la posibilidad de dos o tres quemadores para cocinar en grande. 

Por su parte, los de mesa solo necesitan que hagas de una superficie plana su lugar para rendir al máximo. Además, transportarlos no implica severas complicaciones. Aunque, usualmente, tienen solo un quemador, su potencia es totalmente funcional tanto para preparar bebidas como comidas. 

Rendimiento 

Este aspecto abarca, igual que el anterior, varios puntos a evaluar. Sin gas no hay rendimiento en lo absoluto, así que es importante tener claro cómo es su forma de alimentación. Hay hornillos compactos con cartuchos de gas o los que se conectan y atornillan a los recipientes contentivos de propano o la mezcla con butano.  

La potencia de su llama, sin duda, impacta al tiempo de cocción y se consiguen desde 3000 W hasta 11000 W. Hay hornillos con sistemas rápidos para solo hervir y los controlados para hervir o cocinar. Además de esto, un complemento de mucha valoración es la pantalla cortavientos o parabrisas. Su presencia maximiza la eficiencia evitando que el viento la extinga o no le permita ser constante.

 

5 excelentes recomendaciones

La palabra conveniente podría ser, definitivamente, la que describa mejor el hornillo que necesitas para tu expedición. A veces, las comparativas se enfrascan solo en datos de detalles técnicos que olvidan que un producto puede ser excelente en determinadas condiciones, mientras que en otras no se desarrolla su efectividad al máximo.

Por lo tanto, son la vivencia y aplicación del producto en el mundo real los que indican su conveniencia o no. Aunque estamos claros que no podríamos catalogar a un solo hornillo como el mejor, muchos campistas opinan y ven a los hornillos de gas como opciones destacadas dadas sus ventajas de potencia y control del calor. 

Esto, siempre y cuando no se hable de acampadas a temperaturas extremadamente bajas en las que el gas disminuye su efectividad. Conoce 5 sugerencias de hornillos de características resaltantes:

 

1. Hornillo para acampada Chef Folding Double Campingaz

Esta puede ser la alternativa como el mejor hornillo cuando lo que necesitas es una herramienta para cocinar para varias personas. Un solo quemador puede ser algo tedioso y desesperante cuando llega la hora de comer, especialmente si hay niños dentro de los campistas. Nadie podrá creer que dentro de un delgado y práctico maletín estés transportando la cocina para cada comida familiar durante los días de aventura.

Aparte de tener 2 quemadores que te facilitan cocinar distintas cosas a la vez, el tiempo de cocción es muy rápido gracias a los 1,5 KW de potencia de cada uno. Además, trae como accesorio una rejilla con la que también será muy sencillo preparar vegetales y otros alimentos.

 

2. Hornillo de gas Provence Outillage MGI Developpement

 

Aunque se vea como un modelo bastante tradicional, opera de una manera altamente profesional. Este hornillo de gas portátil es fabricado en Italia y con sus cuatro patas te servirá para cocinar en terrenos de diversas características. El acero inoxidable de su elaboración lo hace muy resistente, y el tamaño amplio en su soporte permite usar cacerolas y sartenes de diferentes dimensiones entre las que funcionan muy bien woks y hasta paelleras.

3. Estufa de gas portátil con quemador ajustable Jetboil Zip

Jetboil trae esta opción regulada por gas en la que la ebullición es solo cuestión de pocos minutos gracias a la posibilidad de ajustar e incrementar el calor con sus válvulas reguladoras. Viene con una taza de cocción con tecnología exclusiva FluxRing y una funda aislante que la recubre y te protegerá de quemaduras. 

Es un hornillo muy ligero y compacto al que encontrarás fácil espacio en tu mochila. Además, viene con un útil colador y una tapa fácil de deslizar para poder beber. Definitivamente, una inversión de total calidad.

 

4. Cocina de gas portátil Lixada 

Este es uno de los modelos más modernos, compactos y bonitos que podrías conseguir. Su diseño ultrafino hecho en acero lo hace muy liviano y fácil de llevar a cualquier lugar donde quieras acampar. Asimismo, su encendido piezoeléctrico se logra sin dificultad.

Adicionalmente, su coste es realmente competitivo, sin que pueda pensarse en una disminución de calidad y seguridad. Por lo contrario, cuenta con un sistema capaz de cortar el gas de inmediato si detecta cambios de presión o temperatura inesperados.

 

5. Hornillo gas de 4 patas Papillon 8140330

Junto con uno de los costes más económicos, la resistencia y durabilidad del hierro fundido resaltan en este modelo de la marca Papillon. Tal vez, es algo pesado debido a su material, pero su funcionalidad a gas lo hace más que conveniente cuando quieres sentir que tienes toda la potencia de una cocina en un hornillo. Son 5,5 KW que puedes ir ajustando con su regulador y así tener una llama que te permite preparar deliciosas comidas en medio de la naturaleza.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de