Última actualización: 16.10.19

 

La idea de utilizar un kayak para navegar consiste en realizar un esfuerzo físico logrando así su avance en el agua, sin embargo, hoy en día la tecnología ha avanzado tanto que incluso podría hacer de esta tarea mucho más fácil para ti al permitirte emplear un motor en tu kayak. 

 

El uso de un motor en tu kayak no deja mucho que desear, ya que de esta manera podrías impulsar el mismo sin el empleo de los remos. Cabe destacar, que hablamos de un avance tecnológico que para muchos resulta de gran importancia, mientras que para otros sólo supone la pérdida de la esencia del verdadero uso que se le debería dar a un kayak mientras lo empleamos.

Por su parte, expertos consideran que siempre deberán ser los brazos el método de propulsión primario a la hora de andar en kayak y el uso de un motor ya vendría quedando como el método secundario en caso de que sea necesario su uso en momentos especiales. Esto con la intención de que se continúe practicando el deporte como se debe.

 

Motor eléctrico

Cabe destacar que existen diferentes tipos de motores para kayak, entre ellos destacan los eléctricos conocidos como los quita y pon. Estos por cuestión de estabilidad para el kayak no deberían superar los 1,35/2,5 HP.

Asimismo, cabe destacar que existen algunas ventajas en caso de que decidas instalar un motor de este tipo en tu kayak. Siendo así, las mismas tienen que ver con la idea de que podrías disfrutar de la actividad de pescar justamente sin necesidad de emplear mucho esfuerzo físico.

Por su parte, el hecho de poseer un motor en tu kayak no supone problema alguno al querer entrar en total calma y contacto con la naturaleza, ya que podrías apagarlo y listo. Entre las mejores ventajas se encuentra también la idea de poder recorrer mayores distancias a la hora de pescar y en el menor tiempo posible dependiendo del motor eléctrico que utilices.

De esta manera podrías emplear el mejor kayak cuando desees haciendo uso de un motor que bien procederías a encender para avanzar mucho más rápido o si deseas podrías mantener apagado y remar con tus manos de manera que solo lo utilices en casos de extrema urgencia.

 

 

¿Qué debes tomar en cuenta para instalar un motor eléctrico en tu kayak?

Si estás decidido a instalarle un motor eléctrico a tu kayak deberías tomar en cuenta algunas consideraciones antes de llevar a cabo dicha acción. Entre ellas destaca el hecho de elegir un motor con tamaño apropiado o en pocas palabras pequeño. En este sentido, el mismo debería hacer juego con el tamaño de dicho kayak para que exista una balanza entre un producto y el otro. Asimismo, según expertos lo más recomendable es que la zona central inferior posea un extra de flotabilidad justamente para mantener el kayak estabilizado aún cuando hayas decidido montar el motor. Por último y para mayor seguridad se recomienda enteramente llevar a cabo la instalación de dos cañeros justamente en la sección trasera con el fin de poder anclar el sistema del motor para kayak sin ningún inconveniente.

 

Motor de dos tiempos

Otro de los motores para kayak que podrías emplear son los tradicionales de dos tiempos, si no conoces sobre ellos déjanos decirte que resultan un producto de combustión interna que durante su funcionamiento llevan a cabo las cuatro fases denominadas admisión, compresión, explosión y escape en tan solo dos movimientos lineales del pistón.

Cabe destacar que por su composición y funcionamiento este tipo de motor resulta mucho más económico de mantener  en comparación con otros motores, aunque como aspecto negativo es importante que sepas que hablamos de un producto poco ecológico.

Estos mismos suelen ser utilizados en aplicaciones que no requieren de mucha potencia, entre ellas destacan las cortadores de césped, las motosierras, incluso los kayaks.

Así como los motores eléctricos, estos motores de dos tiempos también poseen sus ventajas a la hora de emplearlos. Siendo así deberías saber que los mismos son muy livianos, sencillos y económicos a la hora de mantenerlos en buenas condiciones. Asimismo, dicho manteniendo podría llevarse a cabo sin ningún tipo de inconvenientes o complejidades, además sufren de pocas averías. Lo mejor de todo es que podrían desarrollar una potencia apropiada en poco tiempo y como no almacenan lubricantes en su cárter se podrían trabajar desde la posición que desees.

 

 

Motor eléctrico compacto

Finalmente también podrías optar por un motor eléctrico compacto, este se caracteriza por ser sumergible y adosarse al fondo del kayak. En cuanto a su funcionamiento, el mismo se encarga de convertir la energía eléctrica en energía mecánica justo por medio de una acción de campos magnéticos que se generan en sus bobinas.

Estos suelen ser empleados en diferentes productos comenzando por ventiladores, vibradores para celulares o incluso medios de transportes eléctricos, entre ellos el kayak. Cabe destacar, que estos motores pueden ser impulsados tanto por una corriente alterna como por una corriente continua.

Entre sus ventajas más importante consideramos el hecho de que existen en diferentes tamaños y formas para que lo emplees de acuerdo a tus requerimientos. Igualmente, destaca entre otros modelos de motores por no emitir ningún tipo de contaminantes. Además, generalmente no necesitan ningún tipo de refrigeración o ventilación externa, ya que están autoventilados para mayor seguridad a la hora de su uso.

 

Instalación

Independientemente del tipo de motor que decidas colocarle a tu kayak lo cierto es que todos requieren de la instalación de espejos y herrajes especiales en cubierta para poder disfrutar de un montaje del motor mucho más seguro y adecuado. Asimismo, deberás dejar un pequeño espacio para la batería en el caso de los motores eléctricos.

Muy aparte, siempre será importante que consideres cualquier tipo de modificación que decidas hacerle al kayak, ya que estas serán bienvenidas siempre y cuando no perjudiquen el pedaleo normal que debería realizar una persona al emplear su kayak.